Dehesa de la Garganta se encuentra dentro del Parque del Guadarrama. / el adelantado
Dehesa de la Garganta se encuentra dentro del Parque del Guadarrama. / el adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de El Espinar ha diseñado un protocolo de actuación para el uso y disfrute de las visitas al monte Dehesa de la Garganta, durante los meses de julio, agosto y septiembre, de acuerdo a lo establecido en el proyecto del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), del Parque ‘Sierra de Guadarrama’. El municipio ha fijado una regulación tanto para visitas en grupo o individuales.
Exclusivamente se concederán permisos de acceso en grupo al monte a grupos a asociaciones sin ánimo de lucro, que tengan relación con actividades deportivas al aire libre y culturales. El número máximo de permisos por grupo será de cinco por temporada, y el de participantes en cada permiso será de 15 personas. No podrá coincidir más de un grupo en la misma fecha.
Los permisos solo se desarrollarán por los caminos existentes, entre las 9 y las 19 horas. Anualmente, cada asociación remitirá al Ayuntamiento de El Espinar la solicitud de fechas antes del día 15 de junio, con el fin de comprobar la disponibilidad de las fechas solicitadas. En caso de que una misma fecha fuera solicitada por dos o más grupos o asociaciones, será asignada a la solicitud que hubiese entrado antes en el registro de entrada del Ayuntamiento. Una vez asignadas las fechas, el Consistorio remitirá una relación al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia.
Si por razones de emergencia, de conservación o cualesquiera recogidas en la legislación vigente, se tuviera que suspender algún permiso, o bien renunciase a ella el grupo, podrá solicitar una nueva autorización en alguna de las fechas que se encuentren disponibles. Los cambios serán comunicados a Medio Ambiente.
Complementariamente a los permisos de grupo, el Consistorio se reserva un máximo de 10 permisos diarios para personas que no estén adscritas a ningún grupo organizado. Solamente se expedirán permisos cuando exista disponibilidad para ello.
Los titulares de los permisos, bien individuales como colectivos, cumplimentarán una declaración de ‘buenas prácticas’ que será remitida al Servicio Territorial de Medio Ambiente en el caso de grupos, o custodiada en el Ayuntamiento en el caso de permisos individuales.
Los visitantes no depositarán ningún tipo de basuras por los montes y se respetará en todo momento la tranqulidad de la fauna y flora existente. Solo se podrán recorrer los caminos existentes y no se utilizará el campo a través.
Las normas establecen también que se prohíbe fumar y hacer fuegos o barbacoas. Queda excluido en todo caso la circulación de vehículos a motor no autorizados, y los visitantes tendrán la obligación de avisar de cualquier incidencia de las que tenga constancia dentro del monte.

Compartir