Jugadores y entrenadores participantes en el encuentro. / Mario Herrero
Publicidad

El pasado domingo tuvo lugar una concentración de chupetines -niños entre 4 y 5 años- en el Polideportivo de la Granja, pertenecientes a los equipos San Cristóbal Azul y San Cristóbal Naranja (San Cristóbal), C.D. Monteresma (Palazuelos), C. D. Quintanar (Segovia) y al conjunto anfitrión.

El encuentro, organizado por los coordinadores del C.D. La Granja, comenzó a las 10.30 horas y se desarrolló durante toda la mañana ante un pabellón completo, con partidos de aproximadamente veinticinco minutos de duración. Al finalizar la jornada no se eligieron ganadores, sino que todos los participantes fueron premiados con una bolsa de chuches que cedió el Ayuntamiento del Real Sitio y animados a felicitar al resto de equipos por su trabajo.

Esta actividad se realiza desde hace varios años por los beneficios que supone para los niños, no sólo como futbolistas en potencia descubriendo cómo es un partido, sino también como personas. En palabras de Mario Herrero, uno de los coordinadores locales, “el contacto con otros niños fomenta el compañerismo y les brinda valores muy positivos”. La organización asegura la celebración de más encuentros de este tipo.