Centenares de personas disfrutaron de la primera procesión con la imagen de la patrona, en torno a su ermita. / F.D.
Publicidad

Días de fervor y fiesta en honor de la patrona de la localidad, la Virgen del Pinar, que hoy y mañana sale a la calle arropada por los briqueros, que rezan, danzan y agradecen delante de su patrona. Hoy se ha celebrado la primera procesión en torno a la ermita del Pinar, la llamada ‘corta’, protagonizada por los quintos, que han sacado en andas a la Virgen, aunque no durante todo el recorrido, ya que se subastan los palos para trasladar la talla. Se realiza tres veces, una al inicio, otra a la mitad de la procesión y una al final, en el momento de entrar de nuevo en el templo. Mañana lunes, el día propio de la celebración, se llevará a cabo una procesión más larga, en este caso llega hasta un pinar cercano.

En el transcurso de estas procesiones en torno a la ermita, se bailan jotas y bailes tradicionales frente a la talla de la Virgen al son de la dulzaina y el tamboril y algunos briqueros van ataviados con el traje tradicional segoviano. Y alrededor de la ermita se instalan los puestos de los feriantes, para alegría de los pequeños devotos al Pinar.