El paso del Encuentro con la Verónica se incorporará al desfile esta noche

La procesión partirá de la iglesia de San Andrés con la participación del Cristo de San Gil, la Cruz de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la Oración en el Huerto y el Encuentro con la Verónica.

4

Las calles de la zona norte de la villa acogerán esta noche el desfile procesional que partirá a las 20.30 horas de la iglesia de San Andrés. Previamente a las 18.30 horas la iglesia de San Miguel acogerá la celebración de la Cena del Señor en la que participarán representantes de las ocho cofradías.

La imagen del Cristo de San Gil será de nuevo la protagonista de esta procesión y junto a ella participarán también la Cruz Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno, el paso de la Oración en el Huerto y por primera vez este año se incorpora el paso del Encuentro con la Verónica. Este paso hasta hace unos 20 años salía en procesión, pero fue sustituido por la imagen de La Verónica, y será su cofradía la que hoy le porte.

Diez penitentes de las cofradías portarán el anda del Cristo que junto al Hermano de Paso irán ataviados con trajes de color rojo.

La procesión de Jueves Santo (Procesión de Silencio y Penitencia) verá este año modificado su recorrido que discurrirá por la carretera de Bahabón y las calles Ramón Montalvillo, Chile, Francisco Ovejero y Europa para regresar al templo por la carretera de Bahabón. De este modo se evita el corte al tráfico de la carretera de El Henar. Al pie de la torre del templo se realizará una lectura. Tras la procesión a las 23.00 horas la iglesia de San Miguel acogerá la Hora Santa.

Esta procesión del Jueves Santo se recuperó en el año 2002 por iniciativa de la Junta de Cofradías del municipio.

El desfile dejó de celebrarse en la década de los setenta. Con su recuperación se introdujo como novedad que desfilara la imagen del Cristo de San Gil, una talla románica del siglo XIV procedente de la iglesia que le da nombre que se encontraba ubicada en la ahora conocida como Plaza de San Gil, próxima al Castillo.

Actualmente este Cristo se encuentra alojado en la iglesia de San Andrés, de la que parte para esta procesión, y los vecinos del barrio le profesan una gran devoción, prueba de ello es que a pesar de haber estado varias décadas sin salir en procesión ha continuado perviviendo en el tiempo su propia cofradía.