El municipio promociona la ermita de San Miguel con actos culturales

Los vecinos participaron el sábado en una misa de campaña junto al templo y en la posterior cata de vino teatralizada con la representación de “El Alquimista”

1

El municipio abrió el pasado sábado los actos de promoción de la ermita de San Miguel de Sacramenia, recientemente consolidada gracias a la colaboración entre la Junta de Castilla y León y la asociación ‘Nuestra Olma’. El delegado territorial, Javier López-Escobar, en compañía del alcalde de Sacramenia, Juan Carlos Muñoz-Reja Serrano, asistió a los actos en torno a la ermita de San Miguel, tras la finalización de los trabajos realizados sobre la iglesia declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de monumento, en 1983 y que han sido financiados por la Junta con una aportación 36.000 euros. Estas actuaciones han permitido acondicionar y consolidar la ermita, evitando así los riesgos que corría la edificación ante un posible derrumbe que amenazaba la cubierta de la bóveda.

Los trabajos, incluidos en el Plan PAHIS de Castilla y León, se han centrado en la reparación de la cubierta y los muros del templo, para lo que se han reforzado la cubierta de las bóvedas del presbiterio y el ábside y también se han reparado y protegido las cabezas de los muros sobre la portada de la iglesia.

Ha comenzado un exigente proyecto cultural con el que el alcalde de Sacramenia, Juan Carlos Muñoz-Reja Serrano, pretende promover el desarrollo y la difusión de la ermita de San Miguel y su entorno. Un extenso abanico de actividades que se iniciaron el pasado sábado con el acto de inauguración en el que el propio delgado territorial se encargó de descubrir una placa conmemorativa por los trabajos que han asentado y consolidado el templo.

Tras la inauguración, se celebró una misa en la propia ermita a cargo del delegado de Patrimonio del Obispado de Segovia, Miguel Ángel Barbado. Una significativa ceremonia a la que le siguió una cata de vino teatralizada, “El Alquimista”, a cargo de David Herrero, director de Bodegas Zarraguilla, en lo que fue una fiesta que se plantea como el comienzo de un variado programa de actividades culturales y formativas destinadas tanto a la población local como a la de los entornos aledaños, una propuesta con la que se espera favorecer el conocimiento mutuo y la participación de los vecinos en el proyecto.

Para ello, se han elaborado diversos itinerarios didácticos y pedagógicos que fomentan el conocimiento y el interés por el entorno de la ermita, su historia y el municipio de Sacramenia, incluyendo presentaciones, encuentros, seminarios y actos sociales que fomenten la unión entre los habitantes de la zona. La ermita de San Miguel, de estilo románico rural popular y situada en el cerro que protege por el norte la localidad, fue construida en el siglo XII.