El Ampa del colegio exige que las obras de ampliación se ejecuten en verano

La construcción de dos nuevas aulas en el colegio de educación Infantil y Primaria ha puesto en alerta a los padres del alumnado, preocupados porque las obras se lleven a cabo durante el período escolar del próximo curso.

0

La comunidad educativa del colegio de educación Infantil y Primaria Obispo Fray Sebastián de Nava de la Asunción se ha puesto en pie ante el temor de que las obras que pretende ejecutar la Dirección Provincial de Educación se puedan realizar durante el próximo curso. Padres y madres se muestran preocupados ante el peligro que se derive de la coincidencia de hacer obras y estar el alumnado conviviendo con ellas. Su posición, manifestada durante el transcurso de una reunión general, es firme y reivindicarán ante el órgano competente provincial que éstas se lleven a cabo antes del curso, y de no ser así que se dé una solución al problema para que los escolares no convivan con las obras. Incluso, si no les dan una respuesta, están dispuestos a no llevar a sus hijos a clase.

Tanto padres y profesorado son conscientes de la necesidad de la ampliación de dos aulas más en este edificio que alberga a los niños de 3, 4 y 5 años, ante el aumento de matrícula que se prevé y el ya existente.

Para ello desde la Dirección Provincial se ha proyectado la construcción de dos aulas más, lo que conllevará la modificación de un espacio de la zona de arriba, donde se ubicarán las aulas, y las de abajo, al verse afectadas para el acceso superior. Unas obras cuyo compromiso era ejecutarlas durante el período vacacional pero “mucho nos tememos que haya demora y se realicen durante el curso, porque todavía ni se han adjudicado”, explicaba la presidenta del Ampa, Teresa García de Nicolás.

La reunión congregó a numerosos padres en el salón de actos del Consistorio navero, bajo la dirección de representantes del Ampa y del Consejo Escolar, más la del alcalde de la localidad, Santiago de la Cruz, quien manifestó la disposición del Ayuntamiento para contribuir a dar solución al tema. De la Cruz también apuntó que la petición de licencia de obra ya estaba en el ente municipal y se concedería durante esta semana.

Mediante un escrito, que remitirán en breve a la Dirección Provincial, la asociación de padres hará llegar su malestar y preocupación por el problema, al mismo tiempo que expondrán su negativa a que “por motivo de las obras se pretenda agrupar los alumnos y con ello se masifiquen las aulas. Entendemos que esa medida no es solución y mucho menos que nuestros hijos acudan a clase existiendo riesgo de accidente, aunque se tomen las medidas de seguridad oportunas”.

Aunque se comparte la necesidad de ampliación, tanto por parte de los representantes de la comunidad escolar como de los asistentes, se consideró que la construcción de las dos aulas no resolvía plenamente el problema, ya que, en su opinión, lo que se pone de manifiesto claramente cada curso es la construcción de un nuevo colegio.

También se censuró la no asistencia de un responsable de la Dirección Provincial, cuando habían confirmado su asistencia a la reunión convocada.