El alcalde cuestiona el posible cambio de los vigilantes a policías

Máximo San Macario afirma que todavía es un anteproyecto para modificar una ley, y “en principio no vemos que sea una necesidad para nuestra localidad”

3

El alcalde de Cantalejo, Máximo San Macario, cuestiona la decisiónde la Junta de Castilla y León de suprimir la figura de los vigilantes municipales, que pasarían a ser policías locales. Esta sustitución está incluida en el anteproyecto elaborado que modificará la Ley 9/2003 de Coordinación de Policías Locales de Castilla y León. Cantalejo es el único municipio de la provincia de Segovia que cuenta con este tipo de figuras de seguridad, en concreto, cuatro vigilantes municipales. Máximo San Macario tiene muchas dudas sobre cómo se llevará a cabo la transitoriedad de vigilante a policía, y considera que “en principio no es una necesidad para Cantalejo”. El regidor explica que la administración les ha pedido su opinión sobre este tema, aún en anteproyecto, y el primer análisis realizado refleja que “Cantalejo no tiene necesidad de un servicio de policía local”. Y en cuanto a las conversaciones mantenidas con los cuatro vigilantes de la localidad, al parecer, “unos quieren y otros no”. Hay que tener en cuenta que el anteproyecto establece que solo podrían acceder a ser policías locales aquellos vigilantes que son funcionarios, mientras que el resto serían puesto a extinguir.

El regidor cantalejano cree que las nuevas funciones supondrán una mayor capacitación técnica y más formación de estos trabajadores, que portarán un arma. En este sentido, San Macario se pregunta quién va a financiar esos sobrecostes, ya que implicarían una mayor aportación por parte de los ayuntamientos. “No sé si finalmente va a ser obligatorio el cambio, o si se va a desarrollar el proyecto. Aunque sí se aprueba como ley, el Ayuntamiento de Cantalejo lo acatará”, asegura Máximo San Macario. En relación a las funciones que desempeñan los actuales vigilantes municipales, el alcalde explica que son los “antiguos alguaciles”, con los mismo servicios y que avisan a la Guardia Civil en caso de que surja cualquier conflicto.