De izquierda a derecha: Samuel Alonso, Katarina Gurska, José Luis Vázquez y Ángela González . / Ayuntamiento del Real Sitio
Publicidad

El municipio atraerá y reunirá a artistas multidisciplinares, pensadores, científicos y humanistas con la instalación del Instituto Katarina Gurska de Investigaciones Artísticas (IKG) en el Teatro Municipal Canónigos.

El centro se proyecta como “espacio de referencia para la investigación de nuevas formas de expresión artística y su aplicación en la práctica”, fomentando la reflexión y la experimentación en torno al futuro de las artes y su función en la sociedad. Así lo planteó el alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, durante la presentación del acuerdo de colaboración entre el Ayuntamiento y la Fundación Katarina Gurska para la Educación y la Cultura, celebrada el pasado viernes 22 de febrero, con presencia también del teniente de alcalde, Samuel Alonso, la propia Katarina Gurska como presidenta de la entidad, y su secretaria, Ángela González.

Vázquez admite que es un proyecto “único e innovador en toda Europa”, y que nace de la “propuesta de Alonso por consolidar el vínculo con esta fundación en todas sus facetas creativas”. Tras 20 años de actividad en Castilla y León, y 11 en concreto con el Real Sitio a través de cursos de verano, festivales e incluso una orquesta sinfónica embajadora de esta organización y del municipio, la Fundación Katarina Gurska estará presente de forma permanente, atendiendo al eje de investigación que quedaba por cultivar.

Actividades al servicio del arte

Gurska se dirigió a la vecindad del Real Sitio, agradeciendo su buena acogida desde el principio, y declaró su compromiso porque ésta sea una institución de “máxima exigencia profesional, que sitúe a La Granja y a la fundación en el punto de mira tanto nacional como en el extranjero”.

Para ello, propone cuatro áreas de actuación para el IKG, que son: una Escuela de Doctorado en la que un selecto grupo de alumnos recibirá formación del tercer ciclo dentro de un programa riguroso pero con la creatividad como denominador común; un laboratorio artístico para profundizar en el significado y el reflejo de la expresión artística del siglo XXI, relacionando la música con disciplinas como la ciencia o la tecnología; un desarrollo de proyectos de cara a visibilizar los resultados del laboratorio a nivel nacional e internacional; y por último, una exposición y divulgación de todo lo anterior en forma de publicaciones y grabaciones audiovisuales, así como conferencias y seminarios.

En palabras de Gurska, “el teatro se debe a los artistas al igual que los artistas a su pueblo”. Este proyecto no reñirá con la programación habitual del Teatro Canónigos, sino que éste seguirá ejerciendo como centro cultural de la localidad y sumará la oferta de actividades del IKG.