El santo protector

La devoción a San Isidro Labrador ha marcado la fiesta del patrón de los agricultores celebrada esta semana

455
Publicidad

Un año más la fiesta de San Isidro se celebró en la mayoría de las localidades de la provincia con ceremonias religiosas, las habituales procesiones, y las bendiciones de los campos.
Precisamente esta fecha coincide con uno de los momentos claves para el desarrollo de la cosecha de cereal.

Numerosos pueblos de la provincia acogen este día como fiesta patronal. Pero son casi todos los que al menos los profesionales del campo rinden tributo al patrón participando en los actos que o bien organizan los ayuntamientos, o bien las juntas agropecuarias locales, o cofradías, como es el caso de Segovia capital.

La figura de San Isidro Labrador en España es importante de forma histórica. En 1960 sería el papa Juan XXII el que lo consideraría como el patrón de todos los agricultores españoles.

Pero, más allá de su condición de patrón de los agricultores de España, también lo es de la ciudad de Madrid, de ahí que, cada 15 de mayo, fecha en la que sus restos se trasladaron a la Iglesia de San Andrés, toda la población celebre este evento con actividades en su honor que, por su importancia, se comienzan a producir unos días antes, desde el 10 de mayo.