Las autoridades locales y provinciales, tras la firma, en el Centro Boca del Asno de Valsaín. / kamarero
Las autoridades locales y provinciales, tras la firma, en el Centro Boca del Asno de Valsaín. / kamarero
Publicidad

Los ayuntamientos del Real Sitio de San Ildefonso y El Espinar, que conforman la Reserva de la Biosfera del mismo nombre, trabajan en la creación de un destino único que luzca con identidad propia más allá de sus fronteras. Esta es una de las prioridades del ente gestor que han creado ambos ayuntamientos junto a la Diputación Provincial y del que hoy se ha formalizado el acta fundacional, en un acto celebrado en el Centro de Visitantes de la Boca del Asno. El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez; el alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, y la alcaldesa de El Espinar, Alicia Palomo, han suscrito el acta del nuevo órgano, que coordinará todas las acciones relacionadas con la Reserva, que reconoce y potencia la especial relación de sostenibilidad del ser humano con el territorio donde habita. Arranca ahora el trabajo por la Reserva, que fue declarada en 2013, cuyo principal objetivo va a ser la búsqueda de recursos que sirvan como motor socioeconómico del territorio y de dotar de actividad a la figura.

Además de la unidad de destino como marca, también se van a aprovechar las potencialidades del territorio, como una marca de garantía en torno a la carne de la Reserva, de vacuno, así como el aprovechamiento de la diversidad del territorio, en materia patrimonial, transformadora, la marca Pino de Valsaín, etc., y también dotar de mejores infraestructuras a los municipios.

En el acto también estuvo presente el secretario del Comité Español del programa Hombre y Biosfera (Man and Biosfere-MaB) de la Unesco y jefe del Área de Relaciones Internacionales de Parques Nacionales, Francisco Cantos, quien felicitó a los firmantes y les animó a empezar a trabajar para poner en valor la figura de la Reserva. “Tiene que significar un motor, una oportunidad para el territorio de, precisamente, buscar ese desarrollo socioeconómico sostenible que buscan las Reservas”, apuntó.

La nueva asociación fomentará la conservación del territorio en la gestión de la Reserva, e implicará en la gestión de la Reserva a las distintas administraciones que tienen competencias en la ordenación del territorio, en especial del Estado y la administración autonómica.

También promoverá la realización de estudios, investigaciones, tesis, etc., dirigidos al mejor conocimiento del territorio de la Reserva, fomentando la creación de un fondo documental suficiente que contribuya a desarrollar las acciones necesarias para el desarrollo de proyectos compatibles con el desarrollo armónico del territorio y su conservación, así como a su difusión.

La Reserva de la Biosfera Real Sitio de San Ildefonso-El Espinar está ubicada en la vertiente noroeste de la Sierra de Guadarrama, tiene una extensión de 35.414,50 hectáreas, suma de las 13.804,50 de la delimitación del Real Sitio y de las 21.610 hectáreas del término municipal de El Espinar.

La asociación tiene una presidencia y vicepresidencia rotatorias que alternarán cada dos años en los respectivos alcaldes del Real Sitio de San Ildefonso y de El Espinar. La vicepresidencia segunda corresponderá a un representante de la Diputación. La sede coincidirá alternativamente en el Ayuntamiento que en ese momento ostente la representación presidencial. La junta directiva está formada por dos representantes de la Diputación, y dos representantes de cada ayuntamientos. Y en la asamblea, con un total de nueve miembros, están presentes todos los anteriores más otro representante de la institución provincial y otro concejal de cada consistorio. Además, se reconoce la figura del Consejo Asesor que estará compuesto por especialistas de reconocido prestigio de distintas universidades y ámbitos profesionales y culturales, el cual podrá asesorar y orientar sobre los aspectos multidisciplinares en la gestión, propuestas y actuaciones de la Reserva de la Biosfera.

Para el cumplimiento de los objetivos y fines de la Asociación, ésta deberá desarrollar las estrategias emanadas de los planes y programas del Mand and Biosfere (MaB) en coordinación con el Consejo Asesor de la Reserva de la Biosfera y los técnicos gestores; adoptar las decisiones en cuanto al desarrollo de las iniciativas y propuestas emanadas del Consejo Científico y técnicos de la Reserva, así como su coordinación. Asimismo, fomentará la participación de agentes sociales y otras entidades en la gestión.