De izquierda a derecha, los seis nuevos concejales, Francisco Roque como alcalde y el secretario de Marugán. / Lucía Luque
Publicidad

En la mañana de ayer, el Ayuntamiento de Marugán se constituyó sin incidencias reseñables y conforme a lo esperado. Los siete concejales que forman este consistorio, cuatro de PSOE, dos de PP y uno de Podemos-Equo, juraron su cargo en el salón de plenos ante la atenta mirada de una multitud expectante.

La votación del alcalde fue abierta por el secretario, José Luis Sánchez-Ferrero, y se llevó a cabo a través del sistema nominal. Finalmente, Francisco Roque obtuvo el acta de alcalde gracias tanto a su propio voto y el de sus socios de partido (Lorena Díaz , Miguel Ángel Monterrubio y Adolfo Sastre), como el de la concejala de Podemos, María Mercedes Marinero, para sorpresa de los presentes . Como ella misma afirmó, esta decisión ha sido “un voto de confianza hacia la nueva Alcaldía para trabajar con ellos y controlar que el cumplimiento del programa prometido”. La candidata María José Monterrubio obtuvo dos votos, el suyo y el de su compañero de lista, Manuel López-Huerta.

Tras la toma del bastón de mando, Francisco Roque dijo unas palabras de agradecimiento por los apoyos. Además, recordando la pasada legislatura en minoría, quiso dejar claro que su objetivo es sacar adelante su programa hasta el final, esta vez de forma más sencilla al estar en mayoría absoluta. También tuvo palabras para la oposición, a quienes quiso transmitir que espera que «a partir de ahora vayamos todos en la misma barca, pues nunca es tarde para conseguir los objetivos.”

Por su parte, los concejales de PP explicaron que llevarán a cabo su labor “de manera consciente, constante y lo más respetuosa posible, esperando lo mismo del resto de grupos.”

El nuevo equipo de gobierno afirmó que trabajará para mantener la confianza de los vecinos.