Operación de desalojo de ocupas en la urbanización hace un año./c. núñez
Publicidad

El grupo municipal Socialista ha exigido al equipo de Gobierno de la localidad mediante comunicado de prensa que se garantice la seguridad de los bienes y las personas en la urbanización de la Fuente de la Bola, ya que nuevamente han vivido un episodio de ocupación en sus chalets. Al parecer, los inquilinos ilegales desalojados de las viviendas de Niñas Huérfanas la semana pasada han encontrado nuevo hogar para ocupar en varios chalets de la urbanización.

Así, el PSOE local indica que desde la Alcaldía se deben poner todos los medios para que se garantice la seguridad; señalan que resulta “inconcebible” que vecinos de esta urbanización llamaran a la Policía Local y esta no pudiera actuar por falta de efectivos. Por ello, se preguntan si el alcalde, “pese a las medallas de superávit y gestión económica, se siente satisfecho d ela prestación de servicios públicos y atención a los vecinos que se da desde el Ayuntamiento”. Los socialistas piden al alcalde que actúe en consecuencia, “pero no como hizo en la anterior ocasión, cuando llegó a contratar como operarios municipales a dos personas para que, según sus palabras, “se portasen bien”. Desde el PSOE muestran su apoyo a los vecinos de la urbanización, deseando que se recupere la normalidad lo antes posible y que los servicios de limpieza acudan con mayor asiduidad a limpiar las calles de la urbanización y no se mantenga olvidados a los vecinos, como indican.

EN LA PLAZA MAYOR Otra de las situaciones por las que demandan información desde el PSOE es la de la vivienda número 4 en la Plaza Mayor. El pasado día 18, el concejal José Ignacio de la Fuente registró una serie de preguntas en el Ayuntamiento, para que el equipo de Gobierno informe de la situación, al parecer, que se está dando en esta vivienda. De la Fuente ha preguntado si el Ayuntamiento de Cuéllar tiene constancia de que la vivienda está siendo habitada y, de tenerla, desde cuándo, además de las acciones que se hayan llevado a cabo al respecto. Quieren saber si el Ayuntamiento de Cuélalr o la Fundación Santa María de la Magdalena tiene contrato con los inquilinos de dicha vivienda y, de tenerlo, solicitan les sea aportado. Por último, en caso de no existir contrato vigente, se interesan por si se ha lelvado a cabo algún tipo de gestión para que la vivienda deje de estar habitada; si la Policía Local tiene constancia de que dicha vivienda permanece habitada y si ha procedido a la consecuente identificación de estos supuestos inquilinos.
Esta situación ya fue denunciada por el grupo municipal de Izquierda Unida en junio del pasado año, que demandó el mismo tipo de información en un pleno, al ser el Ayuntamiento patrono de la Fundación que gestiona la propiedad de esta vivienda. El equipo de Gobierno alegó como respuesta en su día “no tener constancia de los hechos”.