Instantes de la inauguración de la exposición ‘100 años de gratitud’ en la sala cultural Alfonsa de la Torre./c. núñez
Publicidad

Autoridades, vecinos y el párroco de la villa, Fernando Mateo, se dieron cita en la inauguración de la exposición en honor al obispo Antonio Palenzuela Velázquez, con motivo de su centenario. ‘100 años de gratitud’ es el título  escogido para una muestra que pretende recoger vida y obra de un castellano sencillo, “siempre a la escucha y al diálogo, amigo de tertulias y atento a los medios”, como se le describe en los paneles que conforman la muestra.

La concejal de Cultura, Sonia Martín, abrió la presentación para dar paso a Fernando Mateo, párroco local y muy vinculado al obispo, como así relató. “Donde está el espíritu, está la libertad”, ese era el lema de Antonio Palenzuela y Mateo fue el encargado de trasladarlo a los presentes, con gran emoción por lo que el obispo significó en su vida. “Fue el obispo que me acogió entusiasmado cuando decidí ir al seminario”, explicó el párroco. Comentó que cómo fue su primera entrevista con él, a los 23 años, y cómo después el cariño y la cercanía a toda la familia, incluso jubilado, fue lo que marcó su relación y dejó patente la personalidad de este ilustre obispo. Dejando lo personal a un lado, Mateo habló de que estos días de exposición se va a evocar la figura de un gran hombre, “un gran pensador y un hombre imbuido de una sencillez que solo puede ser regalo de Dios”, explicó. “Suele pasar, que las personas que están muy formadas pasan casi sin hacer ruido”, recordó con cariño el párroco, hablando de lo que vivió, logró y toda la denuncia profética que realizó.

Los organizadores de esta exposición y todas las actividades que la rodean son un grupo de amigos y compañeros empeñados en que no se pierda nada relativo a su figura. Lucía Sevillano es una de estas personas y fue la encargada de situar a los asistentes en lo que la compone.

Sevillano explicó que el 17 de enero se conmemoró el centenario del nacimiento del obispo Palenzuela, lo que da motivo y nombre a la muestra. Esta es itinerante, viene de Segovia y ha llegado a Cuéllar por el nexo con la villa; una de las hermanas de Antonio, Montserrat, vivió en el municipio, donde tomó la Primera Comunión también. Paneles y un vídeo explicativo muestran un compendio de todo lo recopilado pro amigos y compañeros en torno al obispo. Documentos, fotografías, partituras y reseñas de medios de comunicación se extienden en la sala cultural, para conocer más a Palenzuela hasta el 13 de marzo.

CONFERENCIAS Además de la muestra, se han organizado una conferencia y una mesa redonda. La primera tendrá lugar el 22 de febrero a las 20.00 horas, y la segunda el 13 de marzo, a las 19.30, ambas en la sala. Con ánimo de acercar sus aportaciones a los cuellaranos, la Concejalía de Cultura y la Parroquia han organizado este programa de actividades de homenaje y divulgación.