Primeras partidas en la mesa de ping pong ante la mirada del alcalde y varios concejales en la tarde de inauguración. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma ha iniciado las obras de ampliación de los vestuarios del campo de fútbol de La Mina y ayer inauguró las instalaciones de la segunda fase del parque recreativo que lleva el mismo nombre.

En esta segunda fase de intervención en el parque recreativo La Mina se han llevado a cabo una serie de actuaciones en el terreno para que en la zona coexistan áreas de juego infantil con zonas de descanso, instalándose un juego infantil de tirolina, un juego de tenis de mesa, mesas de picnic, bancos y papeleras. Además se ha procedido a la plantación de arbolado, así como a la dotación de mobiliario urbano y adecuada iluminación, según apunta el concejal de Hacienda y Participación Ciudadana, Juan Manuel Martínez Marín.
Dada la topografía del terreno, próximo a la calle Cañada de Palazuelos, y con el fin de introducir los nuevos usos, se ha optado por escalonar el solar, de forma que se ha dejado horizontal la zona central y se han suavizado las pendientes adyacentes. También se han construido dos muros de contención longitudinales e instalado elementos de drenaje. En la zona de esparcimiento se ha colocado un cartel indicando las normas de adecuado uso de las nuevas dotaciones recreativas. La intervención en el parque recreativo ha requerido una inversión cercana a los 50.000 euros.

Por su parte, la reforma y ampliación de los antiguos vestuarios del campo La Mina cuenta con un presupuesto de 75.000 euros. Este proyecto contempla la creación de espacios para acoger la sede del Club Deportivo Monteresma-La Atalaya, si bien no estará ejecutado hasta el mes de octubre, según ha informado el concejal de Deportes, José González Mayoral.

Visita a la exposición ‘Recuerdos’

La exposición fotográfica ‘Recuerdos de Palazuelos de Eresma’, que ha tenido una gran aceptación, vuelve a abrir hoy al público de 20 a 22 horas en el salón escénico del Ayuntamiento. Este martes están especialmente invitados los vecinos que tengan fotos antiguas y que quieran donarlas para próximas exposiciones. En el salón del Ayuntamiento habrá un escáner para digitalizar las fotos en el momento.