Publicidad

El nuevo escudo municipal que el Ayuntamiento encargó en base a la historia local, ya luce en la fachada del edificio Consistorial. Desde el pasado mes de febrero se encuentra colocado en el frontispicio del Ayuntamiento y sustituye al que se colocó en la etapa franquista.

La alcaldesa pedánea de Carbonero de Ahusín, Sandra Ayuso (PSOE) ha recordado que el cambio del escudo era uno de los objetivos que se marcó al entrar en el Ayuntamiento en la anterior legislatura. “No era necesario que nos lo pidiera ningún grupo parlamentario, porque ya teníamos previsto hacerlo”, explicó.

De este modo, Sara Ayuso ha salido al paso de las actuaciones que se están llevando a cabo desde el grupo político Compromís en el Senado, y en concreto su portavoz Carlos Mulet, que viene solicitando a todos los municipios que retiren cualquier tipo de símbolo procedente de la etapa franquista.

Desde el Ayuntamiento de Carbonero de Ahusín se ha enviado una carta al grupo parlamentario Compromís recordando esta actuación por iniciativa propia y no porque lo hayan solicitado el parlamentario valenciano.

Además Sara Ayuso también ha hecho otra reflexión secundando las palabras de algunos de sus vecinos, y ha criticado que desde el grupo político Compromís se esté obligando a los pequeños municipios a gastar dinero en base a la Ley de Memoria Histórica por motivos que en algunos casos no molestan, en lugar de preocuparse por otros asuntos más necesarios como es el acceso a servicios básicos como Internet o aulas escolares, así como buenas comunicaciones en transporte público, algo que desde el Ayuntamiento se viene demandando a la Junta de Castilla y León. “Se preocupan más de temas políticos que de los esfuerzos que hacemos los alcaldes de pequeños municipios para luchar contra el abandono poblacional”, añadió.