El consejero de Fomento aprovechó ayer su visita a Santa María para recorrer el claustro. / kamarero
El consejero de Fomento aprovechó ayer su visita a Santa María para recorrer el claustro. / kamarero
Publicidad

El claustro de la iglesia de Santa María la Real de Nieva continúa sin dueño. Obispado de Segovia y Ayuntamiento litigan desde marzo del año pasado por clarificar la titularidad de uno de los espacios más bellos del patrimonio de la provincia. Hasta ahora se han celebrado dos vistas orales y las partes han presentado la documentación pertinente y la propuesta de testigos que participarán en el juicio, entre los que se encuentra la Fundación Caja Segovia, que cuenta con un inmueble dentro del conjunto conventual de Santa María. “Nos parecía interesante para la propia Fundación que estuviera presente en el juicio, ya que tiene registrado a su nombre el centro cultural, que ahora gestiona el Ayuntamiento, la biblioteca, su sala de exposiciones y el salón de usos múltiples”, explica el alcalde de Santa María, Jaime Pérez, quien anunció que la próxima vista oral será el día 30 de abril.

Como se recordará, la Diócesis de Segovia interpuso una demanda judicial contra el Ayuntamiento de Santa María para conseguir la propiedad única del claustro y anejos de la iglesia monasterio de la localidad. Desde el Obispado explicaban hace unos meses que “desde hace 17 años la parroquia de Santa María ha hecho esfuerzos por clarificar la situación de titularidad de sus bienes. Desde entonces, en diálogo con el Ayuntamiento ha sido imposible llegar a un acuerdo”. Por su parte, el alcalde lamentaba que la Diócesis “haya cerrado las negociaciones”, en las que el municipio abogaba por una gestión compartida del claustro, que los vecinos de Santa María consideran del pueblo y que es utilizado para numerosos actos culturales y sociales que se celebran en la villa. Según afirmaba el regidor, el claustro no está inscrito en el Registro Civil, “ya que no había obligación de registrar bienes municipales y de la iglesia. Sí está inventariado. El Ayuntamiento quiere el claustro abierto a la gente”.

En la segunda vista oral del juicio, que se desarrolla en el Juzgado de Santa María, se plantearon nuevas pruebas documentales, periciales y la presencia de algunos testigos. “El juez —comenta Jaime Pérez— admitió las diferentes pruebas y los testigos. De los diez que propuso el Ayuntamiento, admitió cinco, mientras que el Obispado solicitó una visita al claustro, que será el 29 de abril, y aportó otra prueba documental”.

A juicio del regidor de Santa María, el Consistorio está aportando más documentos, “aparentemente, con una cierta base y nuevas pruebas”. Y se han solicitado informes al Ministerio de Fomento, a la Subdelegación del Gobierno y al Archivo Histórico Provincial de Segovia, “porque entendemos que ahí hay algunas pruebas que juegan a nuestro favor”.

El Ayuntamiento ha propuesto como testigos para la próxima vista oral: al cronista de la villa, Felipe Molinero; a la persona que enseñaba el claustro a los visitantes, Vicente Merinero; a otras personas que han trabajado para el municipio durante años en labores de limpieza y mantenimiento del claustro, y también al que fuera alcalde de la villa, Carlos Martín, como testigo de numerosas actividades que se han desarrollado en la iglesia.

Sobre la posibilidad de reunirse con el Obispado para intentar de nuevo llegar a algún acuerdo, Jaime Pérez, manifiesta que “previo a la demanda sí hubo encuentros y casi un acuerdo”. “Posterior a la demanda ha habido otro intento por parte del Ayuntamiento para sentarse a la mesa y poder hablar del tema. El obispo me recibió y me dijo que iba a transmitir la cuestión a su consejo de asuntos económicos, pero no tenemos noticias, y de esto ya hace tres o cuatro meses”, concluye.