Comparsas y vecinos disfrutan de la fiesta en la Casa de la Cultura. / Francisco José Sánchez Viraz
Comparsas y vecinos disfrutan de la fiesta en la Casa de la Cultura. / Francisco José Sánchez Viraz
Publicidad

El martes de carnaval convoca a todos los pequeños y mayores del municipio, dispuestos a divertirse mientras llevan puesto su disfraz. Este año los vecinos de La Granja se concentraron en la Plaza de los Dolores, a las 17.30 horas, al son del grupo de dulzaina y tamboril de La Granja y Valsaín. Desde el CEIP Agapito Marazuela fueron acudiendo en comparsa, junto a padres y educadores, la Escuela Infantil Municipal, que optó por viajar al tiempo de los romanos con disfraces y ambientación de la época, y los más pequeños del colegio, que eligieron vestirse de medusas con vistosos paraguas y cintas transparentes.

La comparsa de romanos de camino a la Plaza de los Dolores. / Francisco José Sánchez Viraz

Una vez que llegaron todos, se inició el desfile de disfraces hasta la Casa de la Cultura, donde esperaban una bolsa de chuches para cada niño por cortesía del Ayuntamiento, y el tradicional chocolate caliente con bizcochos. Cada año, voluntarias del municipio se ocupan de realizar esta dulce preparación y de repartirla entre todos los asistentes con una ración de bizcochos. Esta iniciativa tiene aproximadamente treinta y ocho años de recorrido, en palabras de Esperanza Alonso Domingo, una de sus precursoras, que cuenta que los dos primeros años dependía del AMPA del Agapito Marazuela. Después pasó a ser sufragada por el Ayuntamiento, contando siempre con la colaboración de este grupo de mujeres del que han formado parte en distintos momentos muchas personas, y a quienes Samuel Alonso como teniente de alcalde del Real Sitio, agradece su implicación personal e institucionalmente.

Voluntarios que año tras año reparten el chocolate caliente con bizcochos. / Ayuntamiento