Dos escolares muestran el cartel de la campaña que se ha iniciado en el colegio. / el adelantado
Dos escolares muestran el cartel de la campaña que se ha iniciado en el colegio. / el adelantado
Publicidad

El CEIP Arcipreste de Hita ha puesto en marcha la campaña ‘Operación Calamar’. Esta semana se ha presentado a los alumnos de Primaria, de la mano del agente tutor de la Policía Local, el proyecto iniciado por dos madres de forma voluntaria y desinteresada con el fin de que los centros educativos de Infantil y Primaria sean espacios cardioprotegidos. La campaña se llama ‘Operación Calamar’, del Proyecto Salvavidas y consiste en una campaña de venta de pulseras salvavidas. Las pulseras tienen diseñadas la cadena de supervivencia, con la finalidad de que los más pequeños aprendan los pasos a seguir ante una emergencia cardíaca.

El objetivo de esta campaña es que con la venta de pulseras el colegio, por medio de esta iniciativa, pueda conseguir un desfibrilador Dea Desa, vitrina y carteles para su correcta ubicación en cada centro de Infantil y Primaria y cursos de formación para profesores y personal del centro.

La cantidad de horas que pasan los escolares, profesorado y personal del centro, hace necesario tener personal formado en técnicas básicas de recuperación cardiopulmorar y desfibriladores.

Las pulseras se pondrán a la venta en el centro escolar por tres euros. Para que los niños colaboren con el proyecto pero aprovechando la festividad local del fin de semana pasado de los Gabarreros, la campaña se adelantó para darla a conocer entre visitantes y vecinos, siendo ya todo un éxito de colaboración de comercios del municipio que se sumaron al proyecto vendiendo las pulseras, y a la cantidad de pulseras que se vendieron en dos días, llegando a más de 500.

Cada vez son más los padres, madres, vecinos y visitantes que se suman a la campaña. También colaboran los comercios como puntos de venta, los medios de comunicación, y las redes sociales que se han hecho eco del proyecto, con lo que esperan poder decir en breve que los centros educativos de El Espinar son espacios cardioprotegidos.