Sara Zarzuela Pura, Corregidora de Cuéllar 2019. (Foto facilitada por Sara Zarzuela)
Publicidad

Los cuellaranos mostraron una gran expectación ante la nueva manera de conocer quién sería la Corregidora de este año tras los cambios realizados por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento. Por eso, vecinos y sobre todo, muchos jóvenes, llenaron el salón de plenos del Consistorio; tal fue la cantidad de público que se cambió la ubicación, de la sala de comisiones al salón de plenos.

El alcalde, Carlos Fraile, y las concejalas Lucía Arranz, Montse Sanz y Maite Sánchez fueron los miembros del Ayuntamiento presentes. Arranz, como edil delegada de Juventud, explicó que finalmente eran cuatro las candidatas que cumplían los requisitos de empadronamiento y año de nacimiento, 1998. Así, una mano inocente, en este caso la de la persona más joven de la sala, sacó el papel de la afortunada de un jarrón utilizado como urna. Así, Sara Zarzuela Pura se convertía, por el azar, en la Corregidora de 2019, algo que marca un antes y un después en la elección con este cambio de método. Las presentes, entre las que se encontraban amigas y su tía, explicaron que Sara se encuentra de viaje en el extranjero. Ella misma manifestaba a este diario su ilusión minutos después del sorteo; “Aún estoy asimilando la noticia”, explicaba. Asegura que está “muy ilusionada y tiene muchas ganas de vivir las fiestas de otra manera”. Hasta primeros de agosto no volverá a la villa, y será entonces cuando se presente en el Ayuntamiento. Sobre la elección de damas, afirma que pronto desvelará a sus elegidas. Sara Zarzuela tiene 21 años y estudia tercero de Biotecnología y Farmacia en Madrid.

Por su parte, la concejal Lucía Arranz comentó que revisando el padrón se eliminó a algunas candidatas de Arroyo de Cuéllar, y quedó en 38 quintas de 1998; de ellas, seis enviaron el pertinente mail y cuatro cumplían los requisitios. “Agradecemos un montón la participación al resto”, comunicó la edil. El siguiente paso es ponerse en contacto con la Corregidora para organizar todos los actos previstos antes y durante las fiestas. Ante el nuevo método de sorteo, Arranz mostró su satisfacción y la de sus compañeros, porque cree que “a dedo ponías en un compromiso a la persona, y así nos aseguramos que a estas cuatro personas les apetece vivir esto”. Concluyó anunciando que si “nada cambia”, el año que viene se procederá de esta misma suerte, primero de los cambios de este equipo de Gobierno.