Urbanización de chalets de la Fuente de la Bola, afectada por las ocupaciones./c. núñez
Publicidad

“Señor Fraile, sus ansias de salir en los medios de comunicación le llevan de nuevo a cometer errores”; así comienza el alcalde de la villa a dar respuesta al comunicado del PSOE local en el que se hacían eco d euna nueva ocupación en los chalets Fuente de la Bola la semana anterior. “Error tras error… si me quiere admitir un consejo, primero infórmese y luego pronúnciese”, comentó el alcalde, Jesús García. El regidor local aseguró que no ha habido ninguna ocupación. “Es cierto que se presentó una persona, peor en ningún momento se metió en la vivienda”, explicó García. Reiterando que no hubo ocupación, detalla que esto son manifestaciones de los cuerpos de seguridad, que confirman que no hubo ningún altercado en ningún momento.

El relato de los hechos realizado por el alcalde, confirma que ese día había una patrulla unipersonal de Policía Local, y que por orden del Jefe de Seguridad siempre que se da esta circunstancia, dio aviso a la Guardia Civil, que se personó en el lugar de los hechos. El PSOE habló de ocupación también en las viviendas de Niñas Huérfanas, pero el acalde desmiente también el desalojo. “Se trata de un concepto totalmente equivocado, solamente puede desalojar un juez y a través d eun procedimiento judicial”, asevera el regidor local. Explica que lo que se hizo, “desde el diálogo y el razonamiento, después de varias horas de negociación, es que abandonaran por voluntad propia la vivienda”, añade García.

La Junta de Seguridad celebrada el año pasado, en presencia de la Subdelegada de Gobierno y los cuerpos de Guardia Civil y Policía Local dejó claro que lo único que se puede hacer es vigilar; “eso se está haciendo de forma continuada”, indicó el alcalde. Son procedimientos largos y ya ha habido sentencias que seguirán saliendo, pero “es conveniente informarse y enterarse de qué va esto”. Recuerda también la instancia a la subdelegada para que mediase con los jueces; “la separación de poderes está clara, y allí se trasladó”. El regidor local quiso dirigirse a los vecinos diciendo que no se ha abandonado la vigilancia y la insistencia en el control de estas personas. “Esto es lo que podemos hacer en un estado democrático como en el que estamos”, señaló Jesús García.

Lo que sí denuncian los vecinos de la urbanización es la falta de limpieza ocasionada por estas personas que, a menudo, suelen tener comportamientos incívicos y no cumplen las normas básicas de respeto entre vecinos. Esto les sigue generando inseguridad a pesar de la constante vigilancia por parte de los cuerpos de seguridad, que sí realizan ese control presencial en varias ocasiones a lo largo de la jornada.

Mientras tanto, las puertas de varios chalets están tapiadas con hormigón, y las de los portales de las viviendas de Niñas Huérfanas, también, para evitar que se vuelvan a repetir este tipo de situaciones tan incómodas.