Escolares y profesores participaron en las diferentes carreras que se disputaron durante la jornada, en el Día de la Educación Física.
Escolares y profesores participaron en las diferentes carreras que se disputaron durante la jornada, en el Día de la Educación Física.
Publicidad

Los alumnos y profesores del CEIP Los Arenales celebraron a lo grande el Día de la Educación Física 2018, en la calle. Grande fue por la participación de todos los alumnos, su motivación y los valores adquiridos a lo largo de la jornada. El centro educativo organizó un cross en el espléndido pinar próximo al colegio. Todos los alumnos (380) participaron en sus respectivas carreras. Organizadas por niveles educativos y adaptando la distancia a las características de cada edad, los alumnos de tres, cuatro y cinco años fueron tomando la salida fluidamente para llegar a tocar el cielo. El cielo no era otro que el enorme arco situado en la línea de meta, donde se congregaron los cientos de espectadores que aplaudieron y animaron a todos los participantes como si no hubiera un mañana. La emoción en las caras de los niños por los ánimos y la expectación generada, ocuparan la posición que ocuparan al final de su carrera fue verdaderamente conmovedora. El último esfuerzo, el saberse recompensado por los aplausos, saber que lo habían conseguido, que habían llegado.

Todos fueron corredores y espectadores. De ahí la importancia de saberse aplaudido y aplaudir, de entender que todos sus compañeros, sean de la edad o condición que fueran, estaban realizando el mayor de sus esfuerzos. Si han aprendido lo que significa respeto y esfuerzo, la jornada habrá sido un triunfo.

El objetivo de este cross, además de los valores ya mencionados, era resaltar el valor del deporte como fuente de salud. Así lo decía el diploma que recibía cada uno de los participantes: “Enhorabuena, hoy has hecho algo bueno por tu salud”, con el objetivo de conocer y valorar el entorno natural más cercano y hacer ver lo fácil que es hacer deporte y sentirse bien. Y cómo no, valorar la importancia del área de Educación Física en la escuela.

Finalizó la prueba con la participación de algunos de los profesores del centro y con la entrega de premios. Pedro Luis Gómez, excelente atleta y pedagogo del mejor maratoniano español, el segoviano Javier Guerra, hizo de maestro de ceremonias. Contó un precioso cuento resaltando los valores citados y explicó las características de los entrenamientos de atletas de élite. Si bien se dieron medallas de oro, plata y bronce a los primeros clasificados, quedó claro que habían ganado todos. Fue un día con momentos muy emocionantes para alumnos y profesores.

Compartir