Eduardo Marcos inauguró su muestra ‘Paisajes con sentimiento’

El fotógrafo local estuvo rodeado de amigos y familiares que quisieron acompañarlo en ese especial momento, desde el que 29 de sus obras se contemplan en Tenerías

2

Entre todos los presentes en la inauguración en el centro Tenerías, destacaba el autor, radiante al ver su sueño cumplido. Rodeado de sus allegados, las 29 fotografías de Cuéllar y municipios colindantes lucían de manera especial. El periodista Pablo Quevedo fue el encargado de abrir con sus palabras esta muestra. Citando al fotógrafo de prensa Pablo Hojas, Quevedo recordó una cita que encajó perfectamente: “La foto no es del que la hace, es del que la ve”. Recordó que son muchos los actualmente capaces de apretar el disparador de una cámara, regular ciertos parámetros y encontrar un encuadre más o menos original. Pero no solo con eso basta; “hay imágenes, instantes y momentos que es imprescindible verlos, escudriñarlos, descubrirlos, y eso solo está al alcance de unos pocos; una de esas pocas personas que cuenta con esa virtud de ver lo que a la mayoría se nos oculta es el protagonista de esta magnífica muestra”.

Explicó cómo en la colección de fotografías que se mantendrá hasta el día 28, Eduardo Marcos enseña “la magia y el encanto del entorno cuellarano, esos espacios que están a nuestro alrededor y que a veces no somos capaces de apreciarlos como especiales y únicos”. Señaló que son espacios pero también momentos, instantes irrepetibles, en los que “o estás ahí para captarlos y mostrarlos a la luz, o muestran su fugacidad pasando raudos delante de los objetivos sin poder disfrutar de ellos”.

Indicó también las exigencias de este mundo en cuanto a la creatividad, como en todos los campos relacionados con las artes. “A los fotógrafos se les debe exigir como a los artistas”; “en esta creatividad, Eduardo aporta un mundo personal y una visión particular de la realidad”. Quevedo comparó la pintura con la fotografía de Eduardo; “tiene el don de recrear esa sensación pictórica que nos trasladan los maestros clásicos, a través de una tecnología contemporánea, un lenguaje nuevo como es la fotografía”, afirmó. Habló del control de la luz, esa que aparece en el “instante preciso en el que solo el artista trabaja mientras los demás duermen”.

El pantano de Linares, el batán de Lastras de Cuéllar, El Espadañal y otras tantas perspectivas de la villa sorprenderán al espectador nada más pisar el último escalón que asciende al primer piso de Tenerías. Lo recibirá una panorámica de Cuéllar, en la que destacan sus monumentos más alabados. Pero tanto a la izquierda como a la derecha de esta imagen, los juegos de luces y las perspectivas originales atraparán a ese espectador. El Castillo cubierto por la niebla o las calles de la villa en la noche son solo algunas de las más destacadas, pero las de zonas naturales de los alrededores del municipio no se quedan atrás.

Los presentes coincidieron en la idea de que ver las fotografías al natural se convierte en una experiencia radicalmente diferente a la de verlas a través de una pantalla. Los colores y la luz de las obras se combinan con el espacio de la sala para trasladar de un simple vistazo hasta ese momento único capturado por Eduardo Marcos. El autor, por su parte, tan solo mostró su enorme agradecimiento por la asistencia a la inauguración y dejó que las imágenes expresaran el resto de todas sus emociones.

La muestra se mantiene hasta el día 28 en horario de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 20.00 horas. Serán, con toda seguridad, cientos de personas las que admiren las fotografías de Eduardo Marcos este mes, al igual que son muchos sus seguidores a través de las redes. Experimentarán así la vivencia de la fotografía de manera mucho más cercana.