Espadaña de la iglesia parroquial. / José Antonio Santos
Publicidad

No es precisamente corta la historia de esta localidad, situada a 70 km de Segovia y perteneciente a la Comarca de Tierras de Sepúlveda.

Los repobladores de Duruelo llegaron en el siglo XI desde Duruelo de la Sierra, una localidad del suroeste soriano, aunque se sabe que anteriormente ya estuvo poblado pues, en algunos puntos de su territorio, han encontrado restos de época romana.

Hoy, en Duruelo, residen unas 180 personas de manera permanente, en invierno la cifra es menor pero el panorama cambia de manera radical durante los fines de semana y los periodos vacacionales porque, en esta localidad, se han construido dos urbanizaciones, “El Monte de Los Cortos” y “Sotomosila”, con más de 600 parcelas en las que, otras tantas familias, asientan su descanso, sus segundas residencias.

Las causas del importante desarrollo de estos parajes para el descanso, podríamos encontrarlas en lo cerca que se encuentra de Sepúlveda, del Parque Natural de las Hoces del Duratón, del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadarrama, de Somosierra y, de La Pinilla o, lo que es lo mismo, en el triángulo formado por Riaza, Sepúlveda y Prádena…y, además, a poco más de 100 km de Madrid. En los momentos de descanso, Duruelo alcanza una población de 500 o 600 habitantes. Además, el pueblo cuenta con una pedanía: Los Cortos, donde se ubica una de las grandes urbanizaciones que han sido mencionadas.

Patrimonio

El monumento más especial de Duruelo es su iglesia parroquial de la Natividad de Nuestra Señora, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 1982. Un templo en el que se observan diferentes elementos de distintos estilos arquitectónicos, aunque su origen es románico.

Para comenzar, en esta iglesia es destacable el ábside semicircular, del siglo XII, con bellos capiteles del estilo conocido como románico del Duratón. También son destacables los ventanales abocinados, en uno de ellos ha aparecido recientemente un bajorrelieve que muestra la imagen de una Virgen sentada y con el Niño en las rodillas, con un libro en una de sus manos y otorgando bendiciones con la otra. En el ábside pueden verse marcas de los canteros y una cornisa decorada por canecillos, con imágenes protagonizadas por músicos y, animales mitológicos.

En el interior de la iglesia destaca el retablo del altar mayor, que también cuenta con elementos de dos épocas: Las pinturas son del XVI y el arco barroco, del XVIII. El retablo (1781) está presidido por una imagen de la Virgen, Nuestra Señora de la Natividad, de estilo barroco. En el retablo se pueden ver unas pinturas renacentistas, realizadas por el llamado Maestro de Duruelo. En la iglesia, pueden verse, además, varios cuadros de Alonso Herrera y una colección de piezas de plata, entre ellas, un cáliz y una cruz procesional, del siglo XVI.

También en el interior, se encuentra otro retablo dedicado a la Virgen del Rosario del año 1590, que fue realizado por el tallador Jerónimo de Amberes y el pintor Alonso de Herrera .

Pero si hay un punto de evidente gran belleza es la espadaña barroca de Duruelo. Esta gran espadaña está construida en piedra, de alto basamento y con ventana a la nave. Encima hay un cuerpo con cuatro arcos ocupados por cuatro campanas y, otro cuerpo superior, con un arco de medio punto, frontón y, todo coronado con una veleta y una cruz de hierro.

Esta espadaña fue restaurada recientemente para conseguir mejorar el aspecto del monumento, evitar la pérdida de piedra y reparar la plataforma por la que se accede. La restauración fue realizada por la Junta de Castilla y León. Fuera de la población se encuentran las ruinas de la ermita de San Roque (siglo XVIII-XIX) y el despoblado conocido como Sancho Fruela. Junto a estos lugares, en Duruelo encontramos potros de herrar que han sido restaurados, un toríl (donde se guardaba el toro de la manada) y una fuente pública muy antigua. En el Monte de Los Cortos hay un bosque de Sabinas y Enebros, parte del bosque está protegido porque las sabinas son milenarias.

Fiestas

En la localidad de Duruelo existen dos fiestas mayores: La Virgen de las Flores, el último domingo de mayo y, La Natividad de Nuestra Señora, el 8 de septiembre. A demás, hay otras fiestas locales como San Isidro Labrador, en mayo y Santa Águeda, en febrero.

En la pedanía de Los Cortos, las fiestas se celebran en mayo, San Isidro y, en julio, La Virgen del Carmen.

Por último y, desde hace unos años, se celebra una Matanza Popular a la que acuden unas 500 personas. Esta fiesta es siempre el tercer domingo de febrero.

Pruebas deportivas

En el calendario de eventos de la localidad, figura en un lugar destacado, la prueba de Mountain Bike Maratón “El Lobo” que organizan, junto a otros pueblos como Santo Tomé, Cerezo de Arriba y Cerezo de Abajo. El pasado verano, esta maratón, fue organizada concretamente por Duruelo y espera que no sea el último.

Pero además de la prueba que se realiza en bicicleta, el día 12 de mayo, en Duruelo, se celebrará una Mini-Maratón, de 10 km, que ha surgido con la intención de que se consolide y se celebre todos los años a mediados del mes de mayo. Esta prueba de atletismo comienza en la Plaza del Ayuntamiento de Duruelo y, finaliza en las instalaciones del Aula de la Naturaleza “Emilio Hurtado”.

Aula de la Naturaleza ‘Emilio Hurtado’

Este espacio, dedicado al ocio y al aprendizaje sobre la naturaleza, comenzó su andadura hace ahora ocho años, cuando el alcalde, recién elegido, se puso en contacto con este grupo que estaba pendiente de encontrar un lugar donde poder ubicar unas instalaciones que necesitan un espacio de importantes dimensiones porque tiene cabida para 200 niños en ocho hectáreas de terreno. Este Aula de la Naturaleza ofrece campamentos para niños, actividades para familias… desde el mes de febrero hasta diciembre y, también, estas instalaciones suponen empleos como monitores, limpieza, cocina…

Duruelo hoy

Su alcalde desde 2015, Gregorio San Juan Asenjo (PSOE), comenta que en estos momentos el Ayuntamiento está rehabilitando la ermita de San Roque, propiedad del Ayuntamiento, con la intención de crear en este espacio un Museo Etnográfico.

En Duruelo existe un frontón que fue construido hace unos 30 años, en el que los vecinos pasan buenos ratos e incluso,disputan campeonatos provinciales del torneo “Interpueblos” de frontenis y, como por el tiempo y el uso se encuentra en una situación de evidente deterioro, se va a proceder a su restauración. En la obra está prevista la mejora de las paredes y el suelo y, se espera que una parte importante de la intervención esté finalizada al comienzo del verano. Gregorio San Juan también tiene la intención de “cerrar” el frontón pero, el presupuesto es demasiado elevado.

El alcalde recuerda que el pueblo de Duruelo cuenta con un área multicultural, ubicada en las antiguas eras, en las que se han construido, además del frontón, un campo de futbol, una pista de pádel, una cancha multiusos, un parque recreativo para los niños, un espacio público con barbacoas y un local que los vecinos pueden reservar para celebrar sus reuniones familiares.

Gregorio San Juan cuenta que en Duruelo, la iluminación pública ya ha sido cambiada a lámparas led y, las redes de agua también se ha cambiado, salvo en una de las urbanizaciones, donde existe una canalización realizada en fibrocemento. Esta instalación será cambiada en fechas muy próximas.

Pero, para el responsable de este Ayuntamiento, los principales problemas vienen de la eliminación de los residuos. Duruelo, por su especial situación de población que acoge a un número importante de vecinos que tienen en el municipio su segunda residencia, tienen un volumen de residuos importante. Pertenecen a dos mancomunidades, la de Villa y Tierra de Sepúlveda y otra, la Mancomunidad de la Sierra, en la que son 12 pueblos y fue creada, entre otras cosas, para la retirada de residuos urbanos. El asunto es complicado pero, insiste Gregorio San Juan, “nos vamos apañando”.

Dónde dormir

En un lugar con tantos atractivos como Duruelo, no faltan los establecimientos preparados para que podamos disfrutar del lugar durante unos días. Existen varias casas rurales como “La Espadaña”, con capacidad para 28 personas y distinguida con 4 espigas por la Asociación Española de Turismo Rural por sus calidad. Jacuzzi y bañeras de hidromasaje en habitaciones y se sirven comidas. “Casa la Escondida”, con capacidad para 8 personas, dispone de terraza, barbacoa y chimenea. “La Casa del Hispano”, con capacidad para 15 personas, dispone de jardín, terraza y barbacoa y, “Casa Román”, con capacidad para 8 personas, dispone de jardín, barbacoa y chimenea.

Receta

Tere ha nacido en Duruelo y es la encargada del bar-restaurante “Los Arcos”, un lugar que se ha convertido en el centro del ocio del pueblo donde los vecinos se reúnen para disfrutar de su tiempo libre y además donde pueden ir a comer o cenar. La hora del aperitivo, es el momento en el que más público se concentra y, los fines de semana y en los periodos de vacaciones, cuando las familias que residen en las urbanizaciones vienena pasar sus periodos de descanso, está lleno.

Tere y su familia se han dedicado a este mundo de la hostelería desde hace muchos años y por lo tanto, tiene la experiencia necesaria frente a los fogones. Al plantear a Tere que nos diera una de sus recetas decidió que lo mejor será algo tan tradicional como “Oreja en Salsa” y, aquí tenemos la receta de esta especialidad de Tere.

Ingredientes: Oreja de cerdo, cebolla, pimiento rojo, pimiento verde, ajo, perejil, harina, pimentón, vino blanco y tomate.

Modo de prepararlo: La oreja debe estar bien limpia, después se cuece en abundante agua, se trocea y se prepara un refrito con la cebolla, el pimiento rojo y verde, ajo, perejil, harina pimentón y tomate. Este refrito, cuando está pochado, se añade a la oreja y se deja cocer media hora (hay que contar con que la oreja ya estaba cocida).

Esta receta de “Oreja en Salsa”, puede aplicarse a otros guisos con ingredientes diferentes como el pollo pero, en este caso, el pollo no se cuece al principio, se fríe y, después se hace el refrito con los ingredientes mencionados.