El próximo sábado serán ocupados los sillones de la imagen por los nuevos concejales. / KAMARERO
Publicidad

El pleno de constitución del Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma del próximo sábado será, al parecer, más tranquilo que el de hace cuatro años, cuando hasta unas horas antes de la sesión, el alcalde en funciones, el popular Jesús Nieto, no sabía si podría continuar en su cargo o no. Palazuelos de Eresma siempre ha sido una localidad que se caracteriza por tener un Ayuntamiento diverso, con muchas fuerzas políticas en la corporación, y en el que el consenso es difícil. Y este año no iba ser menos, con dos concejales más (13 en total), al haber incrementado la población. Los resultados electorales del pasado 26 de mayo depararon el siguiente reparto de concejales: cuatro para el Partido Popular, tres para el Partido Socialista, dos para Ciudadanos, dos para Izquierda Unida, uno para Podemos y uno para Defendiendo Nuestro Pueblo (DNP). Esta última formación tiene, una vez más, la llave del Ayuntamiento, con un único concejal, pero según explicaba ayer uno de sus portavoces, Fernando Sanz, “no queremos un gobierno en minoría, por lo que nuestro voto será para unos o para otros (PP ó PSOE)”.

Las opciones son dos. Por un lado, los socialistas podrían contar con el apoyo, casi seguro, de Izquierda Unida y Podemos, y por otro, los populares, con el de Ciudadanos, sumando cada uno de los dos grupos seis concejales. El voto decisivo de DNP dará finalmente la Alcaldía a unos u otros. En este sentido, Fernando Sanz, afirmaba ayer que la decisión se adoptará antes del sábado. Los independientes, que ya han mantenido conversaciones con amblos bloques, han recibido las propuestas en firme del PSOE, y ayer esperaban contar con las del PP. Su idea es entrar en el equipo de Gobierno para trabajar, por lo que aspiran a formar parte de algún área de trabajo. En ningún momento han pensado en pedir la Alcaldía para su único concejal. “No somos tan osados”, decía Fernando Sanz, aunque insistió en que si entran en el Ayuntamiento “será para trabajar”.

Jesús Nieto, que ya lleva dos mandatos como alcalde de Palazuelos de Eresma, ó Daniel Bravo, con experiencia en la oposición, uno de los dos ocupará desde el próximo sábado el sillón de regidor de su pueblo, un cargo que conllevará grandes dosis de paciencia, y sobre todo de diálogo para llegar a acuerdos entre todas las variadas formaciones políticas que han logrado representación.