Devoción en la provincia

Entre los diferentes actos religiosos programados destacaron, por su espectacularidad, las procesiones de ‘la Carrera’, que permitieron contemplar importantes piezas artísticas

0

Con devoción vivieron ayer los segovianos los actos religiosos de Jueves Santo, que se celebraron a lo largo y ancho de toda la provincia. Como es habitual, tras los oficios en las iglesias tuvieron lugar las procesiones, denominadas en numerosas localidades “de la Carrera”.

Especialmente concurridos fueron los actos en El Espinar, donde los feligreses que acudieron a la iglesia de San Eutropio pudieron contemplar la majestuosa sarga que se coloca en estas fechas en el altar mayor.

En Fuentepelayo desfilaron tallas como “Jesús atado a la columna”, de Pedro de Bolduque (siglo XVI); “los Cirineos”, del mismo autor; el Santo Cristo del Humilladero, anónimo del siglo XVIII; o la Virgen de la Soledad. La imagen de “Jesús atado a la columna”ha estrenado este año carroza, lo que hizo resaltar la belleza de la talla.

Un buen número de fieles acompañaron los pasos en Riaza, otra de las localidades segovianas que vive con mayor intensidad la pasión de Jesucristo. Mientras, en Cantimpalos, los actos comenzaron con la Cena del Señor, durante la cual tuvo lugar el lavatorio de los pies a doce niños del pueblo que tomarán este año la Primera Comunión.

En la noche de la jornada precedente, Miércoles Santo, en San Ildefonso tuvo lugar un multitudinario vía crucis con la imagen del Cristo de la Salud, talla realizada en el siglo XVIII