Participantes en la segunda ruta de primavera, que ayer recorrió un magnífico paisaje junto al río Duratón./ el adelantado
Participantes en la segunda ruta de primavera, que ayer recorrió un magnífico paisaje junto al río Duratón./ el adelantado
Publicidad

Las impresionantes vistas que se divisan desde el mirador del cerro de San Blas en Fuentidueña acapararon el interés de los casi 40 excursionistas que participaron ayer en la segunda ruta del ciclo ‘Camina por Segovia en Primavera’ que organiza el Área de Promoción Económica de la Diputación. La subida a esta atalaya rocosa sobre el río Duratón requirió cierta dificultad, que mereció la pena realizar por el magnífico paisaje que se pudo contemplar desde la cima, el punto más alto de toda la comarca situado a 1.014 metros de altitud.

En el valle, una frondosa ladera rocosa poblada de encinas y quejigos que llega hasta el embalse de las Vencías; el cañón del río, la villa de Fuentidueña con su rico patrimonio, la sierra de Somosierra, frondosos pinares y llanuras de viñedos componen la paleta de atractivos naturales que se divisa desde lo alto del cerro.

Los caminantes, conducidos por el guía Juanfran Bellete Tapias de la empresa Areva de Valsaín, partieron sobre las nueve y media de la mañana de San Miguel de Bernuy, origen de la ruta, para recorrer 11,5 kilómetros hasta llegar a Fuentidueña. El alcalde de la localidad y procurador regional, José María Bravo, les saludó en la salida de la ruta.

En el itinerario pudieron apreciar además interesantes lugares como las ermitas de los San Martines y los San Pedros, las hoces del Duratón en el embalse de las Vencías, el ecosistema de Paramera y la propia e histórica villa medieval. También se pudieron avistar algunos ejemplares de buitre leonado, negro y alimoche.

Los grabados rupestres y el Cerro del Castillo en Bernardos son los puntos de atención de la próxima propuesta senderista, que tendrá lugar el próximo sábado 25 de mayo. El recorrido, de unos 11,5 kilómetros, partirá a las 10 de la mañana desde la Plaza del Ayuntamiento de Bernardos, desde donde se dirigirán hacia la ermita de Santa Inés, iglesia del despoblado Valverde.

Desde allí se llegará a un promontorio rocoso con grabados rupestres, alguno de ellos con animales fabulosos. Después, se seguirá hacia la ermita de la Virgen del Castillo, con los restos de la muralla tardorromana-visigoda y se regresará hasta Bernardos, final del itinerario.

Las personas interesadas en realizar estar rutas podrán inscribirse llamando al teléfono 619705613, del Servicio de Promoción Económica de la Diputación. Las inscripciones se formalizan a partir del próximo lunes 20 de mayo. Debido a la alta demanda de participantes para las rutas, la organización ha limitado a dos las personas que se pueden inscribir por llamada. El horario para apuntarse es de 10:00 a 14:00 horas. Este ciclo de rutas, al igual que las ediciones anteriores, se realiza contando con las ayudas que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León concede a la Diputación para financiar la realización de programas y acciones de educación ambiental. A través de estas rutas, la institución ambiental quiere poner en valor el rico patrimonio natural de la provincia, propiciando el conocimiento de la flora y la fauna más representativa y prestando también especial atención al patrimonio geológico. Los itinerarios se organizan en colaboración con los Grupos de Acción Local, Aidescom, Codinse, Honorse-Tierra de Pinares y Segovia Sur, de tal manera que cada una de las rutas programadas transcurren por uno de los territorios de actuación de esos grupos.