portada diade la provincia web
Publicidad

Algo se notaba en el ambiente de Cuéllar nada más comenzar el sábado, y es que la celebración de un día muy especial comenzaba. Desde 1961 no se celebraba el Día de la Provincia, y ayer, Cuéllar fue su escenario tras una intensa organización por parte de la Diputación de Segovia, que ha querido recuperar un evento que sirve para ensalzar las costumbres y la tradición de la provincia, en todas sus facetas. Hasta la villa se desplazaron numerosas personalidades, empezando por los alcaldes de muchas localidades de la provincia, y pasando por diputados provinciales, como Sara Dueñas, hasta llegar al presidente de la Diputación y a la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente.
Para iniciar un día lleno de actos, la primera parada tuvo lugar en el Ayuntamiento, para contemplar la exposición fotográfica del Día de la Provincia de 1961. La protagonista de ese día, Angelines Manzanares, acompañó al alcalde, concejales y todas las personalidades en esta visita. Seguidamente, un pasacalles sirvió para dar a conocer a los vecinos que este era un día de fiesta. La Banda Municipal de Música, el Grupo de Danzas Villa de Cuéllar y el Grupo de Dulzainas de la Escuela de Música fueron los encargados de decorar con melodías este paseo hasta San Francisco, donde tuvo lugar el acto de presentación institucional.

un día señalado Francisco Vázquez, presidente de la Diputación de Segovia, pasó el testigo a Cuéllar tras una noche de entrega de distinciones en el Teatro Juan Bravo de la Capital. Esta continuación de la celebración en Cuéllar viene rememorar el primer Día de la Provincia y Vázquez explicó que es importante recuperar tradiciones como esta, para que sea un día festivo para todos los pueblos de la provincia. “Debe estar representada toda la historia y ser una jornada solidaria, y por eso hemos querido que muchas asociaciones sociales de la provincia estén presentes”, añadió.
“Queríamos recuperar una fiesta de todos los segovianos, de todos los pueblos, todos los puntos de nuestra geografía, y era de justicia hacerlo en Cuéllar”, señaló. Hay previsiones de continuidad en esta festividad, porque “los segovianos se merecen un día festivo, en común a todos, además de acudir a todas las fiestas patronales de los pueblos”; “desde la emoción que nos embarga a todos… ¡Viva Cuéllar y viva Segovia!”. Así finalizó su intervención Vázquez, que dejó claro su sentimiento por una provincia por la que trabaja a diario.

los encierros El alcalde fue el primero en intervenir sobre el escenario de San Francisco. Recordó aquel día de 1961 y todo lo que significa que en 2018 se vuelva a celebrar. Por otro lado, habló de la Declaración de Interés Turístico Internacional de los Encierros de Cuéllar -la cual recogió in situ-, tema que también trato Silvia Clemente. Jesús García reiteró que este reconocimiento es al trabajo de todos los cuellaranos. “Es un certificado de calidad que va a ayudar a trasladarse a Cuéllar a todos los que no conozcan”. Clemente, por su parte, habló de esta meta “fantástica, porque los encierros bien lo merecen, y el trabajo hecho por todos los cuellaranos desde 2015 es lo que ha permitido este reconocimiento”. Habló de la importancia de los encierros y todos los reconocimientos a lo largo de los últimos años; “es un acontecimiento que hunde sus raíces en documentos muy importantes, que ya en 1215 se hacía referencia en el Sínodo celebrado en Segovia”. “Habéis sido merecedores de un legado que habéis sabido cuidar y acrecentar”, concluyó.
Respecto a la recuperación de la fiesta, solo hubo palabras de enhorabuena para la Diputación. “Ser de Segovia es un orgullo, y siempre que preguntan y se escucha, ese alguien encuentra un halago para Segovia”, indicó.

bajo techo La lluvia se hizo presente nada más comenzar la presentación institucional, acortando los discursos del alcalde, la presidenta de las Cortes y el presidente de la Diputación. Los paraguas se subieron también al escenario, pero hubo un plan B. Después de que el grupo de dulzainas interpretase una tradicional jota castellana de mudanza, muy típica de la zona, el grupo de danzas actuó en la sacristía, para resguardo de todos. Las inclemencias del tiempo dieron una tregua para permitir a la A.C. Ehtoro.com realizar un encierro de carretón para todos los niños que se acercaron a San Francisco.
Exposición de traje regional y almuerzo del segador continuaron con el plan establecido, que se desplazó hasta el Pabellón Polideportivo, dispuesto para la ocasión. Exhibición de gabarreros, de esgrafiado y los estands de las organizaciones se situaron en este espacio, para pasar después a la explanada del Castillo.