Domingo de Ramos 2019 en Cuéllar
bendición del párroco Fernando Mateo a los ramos de olivo de los vecinos de Cuéllar./ C.N.
Publicidad

Ahora sí, la Semana Santa ha dado comienzo en la villa. Si el sábado se iniciaba con la procesión de Nuestra Señora de la Compasión, el acto por excelencia es la procesión del Domingo de Ramos. Todas las cofradías se dieron cita en la iglesia de La Concepción, desde donde partió la imagen de la borriquilla que los más pequeños portan hasta San Miguel.

La primera parada se hizo en el templete de San Francisco, donde cientos de vecinos esperan para bendecir sus ramas de olivo y palmas. El párroco Fernando Mateo fue el encargado de ello, para iniciar después el camino en procesión. En ella estuvieron presentes miembros de todas las cofradías cuellaranas, con mayor o menor representación, pero anunciando que llegan días de recogimiento y en los que los trajes cofrades pueblan las calles. Como novedad y establecida por la Junta de Cofradías, este año acompaño la música de la Banda de CC y TT de Nuestra Señora de La Soledad. Por años, acordó en 2018 que cada año participaría una banda en esta procesión, comenzando este 2019. No faltó la Banda Municipal de Música, que además celebró por la tarde su tradicional concierto junto a la Coral Cuellarana, una cita que para muchos vecinos es ineludible.

Todas las cofradías forman esta concurrida procesión en la que este año ha participado la Banda de CC y TT de Nuestra Señora de La Soledad

Cientos de personas se reunieron par abrir la Semana Santa y llevarse el olivo bendecido que adornará muchos balcones durante todo el año, como manda la costumbre.
Comienza ya, sin descanso, la Semana Santa cuellarana, a expensas de la climatología, otra costumbre ancestral.