Cuando los cuentos se escuchan y se ven

El dúo Gamba y Ginny actuaron el pasado viernes en el Centro Cultural en el XIII Festival de Narradores

El viernes, el XIII Festival de Narradores se celebró en el Centro Cultural de El Espinar donde el dúo Gamba y Ginny hipnotizó con cuentos llenos de humor y de ternura, que fueron contados por partida doble, ya que se escucharon de los labios de Ginny y se vieron en el cuerpo de Gamba.

Ginny es una gran narradora que cuenta a toda velocidad, sin titubeo, con un dominio de la voz y del cuerpo magnífico, que juega con una gestualidad muy plástica para acentuar la sorpresa y el desconcierto producidos por las peculiares interpretaciones de Gamba.

Este, por su parte, es un mimo irreverente que hace todo tipo de ruidos y apostillas que “entorpecen” la narración dotándola de matices, color y dobles sentidos. Y es que los mejores momentos de este dúo se dan cuando la doble enunciación de los relatos entra en contradicción,

Cuando Gamba cuestiona lo narrado por Ginny con sus gestos o con sus comentarios entre dientes, dando entrada a la ironía, pero también proponiendo otros sentidos y puntos de vista. Sirva como ejemplo el acierto de jugar con el lenguaje “gestualizando” metáforas y frases hechas, dado como resultado un efecto sorprendente e hilarante.

Definitivamente, la puesta en escena es impecable, meditada y fundada en la elección de unos materiales formados principalmente por cuentos de autor, pero también por cuentos tradicionales de varias culturas. Durante la contada, además, los guiños y las referencias a la realidad provocan la complicidad con el público que entra de lleno en el juego, formando así parte activa del espectáculo.

Sin duda alguna, Gamba y Ginny han encontrado una personalísima forma de contar que irradia humor fino e inteligencia, que va más allá de la simple interpretación o teatralización de los textos, y de la que ellos son auténticos maestros.

FuenteELISA YAGÜE 
Compartir