Asistentes a la reunión celebrada en el centro multiusos de Trescasas. / el adelantado
Asistentes a la reunión celebrada en el centro multiusos de Trescasas. / el adelantado
Publicidad

Crece el rechazo al proyecto de construcción de un embalse en el río Ciguiñuela, que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) considera como el más viable para dar una solución al problema de abastecimiento de Segovia y su alfoz. El centro multiusos de Trescasas acogió ayer una reunión organizada por la Noble Junta de Cabezuelas para informar sobre el proceso iniciado por la CHD de extinción del derecho de la concesión de agua de las caceras del Cambrones y Navalcaz, de la que son titulares la Noble Junta de Palazuelos y la Comunidad de Regantes de Navalcaz. El secretario de la Noble Junta de Cabezuelas, Rafael Egido, explicó que durante la reunión se explicó cómo va ese proceso, al que se han presentado más de mil alegaciones por vecinos, ayuntamientos y otros colectivos. En las mismas se pide a la Confederación más “información” y “transparencia” sobre un proceso que consideran “nulo de pleno derecho”, al no haber tenido acceso a toda la información que comprende el expediente. También califican como “lesivo” el inicio de la extinción de las concesiones de agua, de las que tienen unos derechos históricos “que hasta la fecha están siendo ignorados”. Desde la Noble Junta de Cabezuelas aseguran que las caceras son “corredores ecológicos, fundamentales para la continuidad de los hábitats de la zona”. Por todo ello, piden que se declare la “nulidad” de la totalidad del expediente, por ser contraria a derecho”.

Por su parte, la entidad mantiene en “punto muerto” las negociaciones con la Mancomunidad de La Atalaya, en relación a la concesión del Cambrones de 363 litros de agua por segundo con la que cuenta desde el siglo XV, para uso doméstico y riego, que ‘La Atalaya’ ha solicitado a la CHD cambiar y regular los términos, al disponer únicamente de 30 litros por segundo para abastecimiento, pero gastar entre 45 y 60 litros, según las necesidades.

El proyecto del embalse del Ciguiñuela también fue analizado en la reunión, después de que el presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego, haya reiterado en diferentes ocasiones que sería una infraestructura “importante” para la ciudad, la provincia y la región, con un impacto ambiental “bajo” por su emplazamiento y dimensión. Además de la oposición del Ayuntamiento de Segovia, en las últimas semanas han salido otras voces que rechazan ese proyecto, por considerar que tendrá importantes “sobrecostes” por los bombeos necesarios, inundará espacios cercanos a zonas urbanas y beneficiará, principalmente, a zonas de regadío de Valladolid.

El alcalde de Trescasas, Borja Lavandera, que estuvo en la reunión acompañado por los alcaldes de Torrecaballeros, Rubén García, y Espirdo, María Cuesta, así como por los diputados provinciales del PSOE, Alberto Serna, y Centrados, Juan Ángel Ruiz, y el concejal socialista de Palazuelos de Eresma, Daniel Bravo, anunció que estos ayuntamientos están planteando la necesidad de crear una “plataforma” contra el embalse en el Ciguiñuela.

También propondrán a la Mancomunidad de La Atalaya que pida a la CHD la convocatoria de una reunión sobre el proceso de extinción de la concesión de agua del Cambrones.

Compartir