El puente en cuestión une la localidad de Bernardos con Carbonero el Mayor.
El puente en cuestión une la localidad de Bernardos con Carbonero el Mayor. / El Adelantado
Publicidad

Desde hoy, 20 de marzo, y hasta el próximo 17 de abril, el tráfico por el puente de Bernardos en la carretera provincial SG-V-3321 que une esta localidad con Carbonero El Mayor quedará cortado totalmente mientras se ejecuta la reparación del pavimento, en el que se llevarán a cabo labores de saneo e impermeabilización. La fecha de apertura de la carretera es aproximada y dependerá de la evolución de las obras.

Se instalarán carteles anunciando el corte en Carbonero El Mayor, Bernardos, Migueláñez, cruce de esta carretera con la de Navas de Oro, Santa María La Real de Nieva y Nava de la Asunción.

Se recomiendan como desvíos alternativos para el tráfico (especialmente el pesado), por el Norte las carreteras SG-342 –Nieva a Nava de la Asunción-, SG-342 –Nava de la Asunción a Navas de Oro-, y SG-332- Navas de Oro a A-601 (Navalmanzano). Por el sur, las alternativas son la CL-605 (sentido Segovia) para conectar con la A-601 bien a través de la SG-V-3312 por Carbonero de Ahusín o SG-V-3122 por Hontanares de Eresma.

La Diputación lleva trabajando desde agosto de 2017 en la construcción del nuevo puente de Bernardos sobre el río Eresma, opción elegida tras descartarse la de ampliar el actual por la incertidumbre que generaba su estado estructural, y porque ya se empezaban a observar algunas grietas en el pavimento, según los informes técnicos que se realizaron al respecto.

El nuevo puente tendrá un presupuesto de 960.000 euros y será construido aguas abajo del actual sin en principio afectar al tránsito viario salvo circunstancias puntuales. El viaducto contará con una sección suficiente para dar paso a dos carriles de circulación de 3,50 metros cada uno y un arcén de 1,50.

Actualmente la empresa FVAI Structures Architectures, S.L. de Valencia está redactando el proyecto de obra tras adjudicarse el contrato, que se firmó el pasado el 22 de febrero y que incluye la dirección de la obra. A su término, que se espera como máximo para el 22 de abril, se iniciará la contratación de las obras que abarcaría las anualidades de 2019 y 2020. Está previsto que el próximo pleno corporativo del mes de marzo lleve en el orden del día una modificación de crédito de 500.000 euros para dotar de presupuesto la primera fase de las obras y que puedan comenzar lo antes posible.