Boda Real de Pedro I, recreación celebrada en 2018./ c. n
Publicidad

Se va acercando la fecha de la Boda Real de Pedro I, la recreación histórica que en el verano de 2018 logró reunir a decenas de cuellaranos para rememorar un momento clave en la historia de la villa. Para esta nueva edición se han introducido cambios sustanciales que van a hacer de este evento del sábado 3 de agosto uno sin precedentes, con más escenarios en nuevos espacios, nuevas tramas teatrales y más novedades que dotarán de gran espectacularidad a esta recreación.

Aún así, se siguen necesitando figurantes; cuantas más personas participen “más vistoso será”. Ángel Gómez, director de la recreación y de los grupos de teatro participantes -’Los Mirmidones’ y ‘Tempus Gaudii’- asegurá que este año, lo que se está preparando para la Plaza Mayor “estará lleno de plasticidad”. Por ello es necesario que Cuéllar se vuelque con la iniciativa. Para inscribirse solo es necesario acudir a las Oficinas Municipales del Ayuntamiento de Cuéllar. El personal recogerá los datos de contacto para contar con cada vecino que se anime. Igualmente, se disponen dos correos electrónicos para realizar la inscripción: ferias@aytocuellar.es y aytocuellar@aytocuellar.es. Desde al Consistorio animan a participar a todo tipo de público, desde niños hasta mayres, pasando por adultos y jóvenes; todos tienen cabida en esta iniciativa en la que se requiere implicación. Como ya explicó Ángel Gómez, muchos colectivos locales serán protagonistas: La Banda Municipal, la Escuela de Música y la Coral Cuellarana, entre otros. El director habla de este como un acontecimiento dirigido a mejorar Cuéllar, que ha de convertirse en una fiesta para el pueblo. Se busca que esta propuesta atraiga al verdadero turismo, que la villa se llene gracias a esta recreación histórica en la que los vecinos tengan su papel fundamental.

Mientras el llamamiento se extiende a todos, los preparativos prosiguen con miras a un 3 de agosto festivo con las nupcias del rey Pedro I y una localidad implicada para hacer de esta una fecha destacada que atraiga a cientos de personas hasta Cuéllar.