Una imagen del memorial en honor a Víctor Barrio. / E.A.
Una imagen del memorial en honor a Víctor Barrio. / E.A.
Publicidad

Las espinosas relaciones entre la Asociación Cultural Taurina ‘Amigos de Víctor Barrio’ y el Ayuntamiento de Sepúlveda eran vox populi en la villa, si bien sus representantes habían evitado de forma pública hablar de los conflictos existentes. Hasta ahora.

La reciente celebración de la asamblea general de la mencionada asociación ha sido el escenario en el que sus dirigentes han dado a conocer un extenso escrito, remitido al Ayuntamiento el pasado mes de noviembre, en el que muestran sus discrepancias con el Ayuntamiento, principalmente a causa de la celebración, el 23 de agosto de 2017, de un memorial en honor a Víctor Barrio.

En el escrito, la asociación pone en conocimiento del alcalde, el socialista Ramón López Blázquez, el “malestar” suscitado en el colectivo por “la forma de actuar del equipo de Gobierno” respecto a esa cita taurina, exponiendo a continuación, con sumo detalle, todas las comunicaciones mantenidas con representantes municipales desde el 15 de febrero al 21 de julio de 2017.

La asociación se considera “maltratada” por parte del Ayuntamiento, al que acusa de haber permitido al empresario Fernando Bravo Sacristán instalar una plaza de 1.047 plazas legalizadas cuando en el pliego ponía claramente (sic) “siendo su capacidad de unas 2.500 a 3.500 localidades”. Tal hecho supuso “un grandísimo hándicap económico para la ACT”, según sostiene este colectivo taurino, pues únicamente pudo poner a la venta 1.000 localidades y no las 1.500 previstas en un principio.

A tenor de los acontecimientos, la asociación sepulvedana cree que “la colaboración por parte de este Ayuntamiento ha sido mínima, por no decir nula”. El escrito continúa con una batería de preguntar al regidor para que explique las razones de su comportamiento y el del resto del equipo de Gobierno en relación al mencionado memorial taurino.

“Creemos —prosigue el texto— que la forma de actuar por parte del Ayuntamiento no ha sido la adecuada para ayudar y colaborar con un evento que, entendemos, suscitó una gran repercusión mediática y reportó a las arcas de los establecimientos sepulvedanos un importante ingreso económico”. De acuerdo a los cálculos de la asociación, más de 100 personas colaboraron de forma totalmente altruista para que el memorial pudiese celebrarse. “El Ayuntamiento no es que no colaborase, es que puso trabas para su celebración. Lo único que hizo fue solicitar un presidente para el festejo”, sostienen desde la asociación, cuyos integrantes dicen tener la sensación de “no estar bien vistos” por parte del equipo de Gobierno, reclamando a continuación que “reconsideren su actitud”.

Más allá del memorial en honor a Víctor Barrio, la asociación recuerda que, tras ese festival, tuvo lugar la feria de Sepúlveda, “para la que las asociaciones taurinas de Sepúlveda nos ofrecimos a colaborar y no se nos tuvo en cuenta”, aprovechando la ocasión para defender que Sepúlveda “se merece una feria taurina de una mayor calidad”.

El texto concluye pidiendo al alcalde que en el próximo pleno se de cuenta al resto de la corporación del escrito presentado por la asociación.

Así están las cosas en Sepúlveda en relación al memorial en honor a Víctor Barrio, que se repetirá este año si se cumplen las previsiones de la asociación. Habrá, pues, que esperar nuevos acontecimientos en la relación entre el colectivo taurino y el Ayuntamiento sepulvedano.

Compartir