Concluye la mejora de la carretera de Caballar a La Cuesta

La Diputación ha mejorado el firme de una vía muy importante para distintos municipios de la falda de la Sierra.

La Diputación Provincial ha concluido las obras de mejora de la carretera 101 —que comunica Basardilla con la CL-603 por Muñoveros—, en el tramo comprendido entre La Cuesta y Caballar. El presupuesto total de la obra ha superado los 400.000 euros.

Esta vía es una de las comunicaciones más importantes para una serie de municipios situados en la falda de la Sierra de Guadarrama, tales como Santo Domingo de Pirón, Tenzuela, Berrocal, La Cuesta, Carrascal de la Cuesta, Caballar o El Cubillo.

En una primera fase, el Área de Acción Territorial ensanchó esta carretera y eliminó en ella numerosas curvas sin visibilidad. A continuación, la empresa Ecoasfalt, adjudicataria de los trabajos, procedió a mejorar su pavimento, entre los puntos kilométricos 10 y 14, unas labores que están cuantificadas en 177.877 euros.

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, visitó hace algunas semanas los trabajos, que incluían una primera capa de regularización en las zonas que lo precisaran para mejorar la rasante transversal de la carretera. Posteriormente se extendió una capa de cinco centímetros de mezcla bituminosa en caliente entre los puntos kilométricos 10,100 y 12,80, y cuatro entre el 12,280 y 13,950; todo ello con una anchura de seis metros. Por último, se realizó el recrecido de arcenes con zahorra artificial y pintado de señalización horizontal tanto de eje como de borde.

La carretera se cortó durante una semana únicamente por el día para proceder a su asfaltado. Una vez pintada, únicamente resta colocar la señalización vertical, una operación que se acometerá en lo que queda de mes.

La Diputación ha invertido ya otros 240.000 euros en el acondicionamiento del vial. Los equipos de la institución se habían encargado de realizar directamente estos trabajos incluidos en el Plan Provincial de Carreteras 2008-2012.

En concreto, se ensanchó la carretera actual hasta los tres metros, pavimentados con triple riego asfáltico y arcenes de 0,50 metros a ambos lados con firme de zahorra artificial. Se amplió también la calzada entre los kilómetros 10 y 12,180, pues a partir de ese punto la carretera ya cuenta con ancho suficiente.

Además, se mejoraron las curvas para dotar a la vía de una velocidad específica de 60 kilómetros por hora. Para ampliar la calzada, se realizó el retranqueo de los cerramientos y su posterior reconstrucción con los mismos materiales de piedra, con el fin de mantener el paisaje tradicional.

FuenteEl Adelantado 
Compartir