Alumnos participantes en el programa de Formación y Empleo de Jardinería.. / c. núñez
Publicidad

Llega mayo y con él la clausura de cursos como estos programas de formación y empleo que pone en marcha el Ayuntamiento junto a la Comunidad de Villa y Tierra. En este caso han abarcado las áreas de jardinería y de geriatría, en cursos diferenciados y con un total de más d euna decena de alumnos entre los dos programas.

El más visible a nivel práctico ha sido el programa de jardinería, ya que los alumnos, aparte de recibir su formación teórica en el centro cultural Santa Clara, han realizado las prácticas en el talud de Correos. El alcalde, representantes del ECyL y de la Comunidad de Villa y Tierra acudieron a clausurar el curso y dieron la enhorabuena por el trabajo realizado a los alumnos. Jesús García alabó el trabajo en dicho talud, “algo que van a poder disfrutar de haber hecho ellos mismos”. Dos monitores han trabajado con ellos durante seis meses y fue uno de ellos, Juan Martín, el que explicó en qué han consistido las tareas prácticas.

El 1 de noviembre empezaron el programa y, como comenta Martín, a pesar de haber tenido que cambiar aspectos de la idea inicial, el resultado es muy bueno y mostró su satisfacción como monitor, tanto por el resultado como por la respuesta de los alumnos. El talud de la calle Nueva, frente a Correos, era una zona en total desuso, y se ha rehabilitado en un 85%. e las obras destacó la gran cantidad de barro, la inclinación y el peligro que esto suponía. El trabajo en bancales aterrazados tiene un claro objetivo: poco mantenimiento para que el buen aspecto reine en esta zona tan poco cuidada hasta la fecha. En concreto han roto la pendiente para poder actuar en su mantenimiento que, insistió, será mínimo. Tres escalones y plantas de porte medio-bajo, con poca poda, más marmolinas de colores para decorar. Ahora destaca la belleza del jardín desde cualquier punto. Ha quedado una pequeña zona sin acondicionar por falta de tiempo y que, asegura, le hubiera gustado terminar. Él mismo se iba a encargar de dejarla a punto para que no influya negativamente en el trabajo concluido aledaño. Operarios municipales lo rematarán, y el talud por fin tendrá el aspecto que tanto se demandaba. El monitor destacó que la financiación, de unos 20.000 euros, le ha permitido trabajar con mucha flexibilidad de materiales; reiteró que se trata de una obra mucho más costosa de lo que pueda parecer. Martín habló también de otras labores efectuadas, como la ordenación de los cuartos del vivero, en la zona de las pistas deportivas, que estaban “muy desorganizados”. Igualmente, en el jardín de frente a la Plaza de Toros, donde se ha añadido una manta antihierbas para evitar mantenimiento, zahorra grisácea y arena de albero con rocalla para mejorar su aspecto con menor presupuesto.

geriatría Por su parte, las seis alumnas de Atención SocioSanitaria clausuraron el curso en el Palacio de Pedro I. Han realizado las prácticas en el Centro de Día de Personas Mayores, Residencia El Alamillo y en Fundación Personas, tanto en pisos tutelados como en el Centro Mar de Pinares. De ambos cursos destaca su alto nivel de inserción laboral, que cada año asciende tras meses de formación que preparan a estos alumnos para el trabajo real.