Concluye el III Curso de formación de Artesano Trillero de Cantalejo

El Ayuntamiento se propone impulsar el empleo y reforzar el patrimonio cultural local

580
Alumnos y miembros del Ayuntamiento, en la jornada final del curso. / el adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de Cantalejo ha dado por finalizado el III Programa Mixto de Formación y Empleo destinado a la elaboración de trillos.

Con este que acaba de clausurarse son ya tres los años en los que se ha venido desarrollando esta modalidad formativa. Y en total han sido 19 las personas que se han formado.

Este programa de formación y empleo está subvencionado por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, y puesto en marcha por el Ayuntamiento de Cantalejo.

Su máximo responsable, Máximo San Macario, asegura que se encuentra satisfecho con el rumbo tomado por esta iniciativa, encaminada a la generación de actividad económica en el municipio.

“Los alumnos han demostrado su capacidad y talento para aprender un oficio nada sencillo, y ahora esperamos ver resultados a través de su capacidad para generar autoempleo en esta actividad empresarial ligada al patrimonio; revalorizando este oficio artesano, tanto a nivel social como laboral”.

Este curso, con contenidos formativos rigurosos, da acceso a una titulación profesional, y desde el Ayuntamiento se espera que pueda ser bien aprovechado y esto permita su inmersión al mundo laboral.

El objetivo final que desde el Ayuntamiento de Cantalejo se planteó fue generar una actividad económica que contribuyera a fijar población en el medio rural a través de un oficio, el de artesano trillero y con él, recuperar parte del patrimonio etnográfico característico del municipio. “En este sentido —explica el alcalde— nos sentimos satisfechos, porque creemos que a lo largo de estos tres años hemos logrado sembrar esa primera semilla”.

Los trillos constituyen uno de los elementos singulares de la tradición de Cantalejo.