Fernando Cruz, ante un toro. / E.A.
Fernando Cruz, ante un toro. / E.A.
Publicidad

La Asociación Taurina Toro de los Mozos de Riaza ha programado para el próximo sábado 24 de febrero un coloquio con los matadores de toros José Luis Palomar y Fernando Cruz. El acto tendrá lugar en el salón de actos de Centro Cultural de Riaza a las 19,30 horas, y será conducido por el periodista y escritor Paco Cañamero.

El maestro José Luis Palomar (Soria, 1952) saboreó las mieles del triunfo a principios de la década de los ochenta del pasado siglo. En su currículo figuran dos puertas grandes consecutivas en la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid. Fue en el año 1982, la primera de ellas, el 1 de junio, en la denominada “corrida del siglo” con reses de Victorino Martín, alternando en el cartel con Francisco Ruiz Miguel y Luis Francisco Esplá. La segunda, también frente a los victorinos, el día 16 de ese mismo mes en la corrida de beneficencia con Antoñete y Ruiz Miguel de compañeros.

El matador Fernando Cruz (Madrid, 1981), tomó la alternativa en Nimes en 2004 confirmando en Madrid al siguiente año con una corrida de Celestino Cuadri. En 2006 cortó una oreja a un toro de Arauz de Robles en la Feria de San Isidro. La cara más dura de la fiesta le esperaba el 15 de agosto de 2012 cuando un toro de Gavira también en Las Ventas, le propinó dos cornadas, una de ellas en el abdomen, que hizo presagiar lo peor. Recuperado y actualmente en activo lucha a diario para abrirse hueco y conseguir contratos que le permitan torear.

Participa también como invitado el novillero Juan Carlos Carballo (Valencia de Alcántara, Cáceres 1996). Debutó con picadores en Olivenza en 2015 y al año siguiente se presentó en Madrid dando dos vueltas al ruedo en la primera de sus dos actuaciones. En la segunda, en un desafortunado percance un novillo la fracturaba la tibia y el peroné de la pierna derecha. En la actualidad intenta relanzar su carrera.

Moderará el acto del sábado Paco Cañamero, reconocido periodista taurino y escritor que además suele mostrarse siempre crítico con el ‘sistema taurino’ que domina actualmente la fiesta nacional.