Imagen de la fachada del Ayuntamiento de Valverde del Majano. / Kamarero
Publicidad

Las elecciones municipales del pasado 26 de mayo dejaron a Ciudadanos como árbitro y llave para la formación del nuevo Gobierno de la localidad. Con el Partido Socialista habiendo perdido la mayoría absoluta y pasado de 5 a 4 concejales; y con el PP habiendo también reducido su representación hasta los tres ediles, los dos representantes de la formación naranja deberán decidir ahora a qué partido entregan la Alcaldía de Valverde del Majano.

Hasta el momento, el partido que lidera Carmen Gómez en el municipio ha mantenido reuniones al mismo nivel con socialistas y populares, aunque todavía no han llegado a ninguna cuerdo o decisión definitiva.
«Lo ideal sería que trabajáramos todos los grupos unidos, aunque es una utopía por las diferencias que hay entre los dos partidos tradicionales. A partir de ahí tenemos que entendernos con alguno de ellos y decidir entre los concejales y la gente que integra Ciudadanos en el municipio», asegura Gómez.

El tiempo para la negociación es corto, pues el sábado tiene que constituirse el pleno, y desde la formación naranja no descartan que la decisión pueda llegar a menos de 24 horas de la toma de las actas porque, dicen, «no somos negociadores profesionales y nuetro tiempo es limitado; lo hacemos cuando podemos».

Lo que sí tienen claro desde Ciudadanos es que quieren formar parte del Ejecutivo municipal. «El objetivo es dar estabilidad al pueblo y para ello tenemos que formar un gobierno estable y ser parte activa, aunque aún no tengamos un socio prioritario. La abstención sería lo más fácil, pero no es una opción que contemplemos porque no no nos metimos en esto solo para sentarnos a esperar a ver qué pasa; ha sido para hacer cosas», asegura su cabeza de lista. Gómez avanza además, que no piensan rehuir áreas sensible: «somos valientes, no nos asusta decidir ni tener responsabilidades importantes para mejorar Valverde del Majano».

De hecho, en el caso de que el acuerdo de Gobierno se produjese con el Partido Popular, quienes pese a contar con un edil más solo obtuvieron 12 votos más que los naranjas en los comicios, Ciudadanos no descarta pelear por la Alcaldía del municipio. «Ha habido una diferencia tan pequeña que estaríamos legitimados a optar a ella», defienden.