Cs se reunió ayer con varios sectores interesados en alegar al PRUG.
Cs se reunió ayer con varios sectores interesados en alegar al PRUG. / E. A.
Publicidad

Desde hace varias semanas, el Ayuntamiento del Real Sitio está trabajando con los vecinos y sectores afectados por el próximo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de Guadarrama, para presentar alegaciones para mejorarlo y que perjudique lo menos posible a los vecinos de La Granja y Valsaín, territorios que representan el 25% del terreno del Parque Nacional.

Pero no son los únicos que se han puesto manos a la obra para alegar a dicho plan. Así grupo de Ciudadanos en La Granja y Valsaín, presentó ayer antes las alegaciones al Plan Rector de Uso y Gestión de la Sierra de Guadarrama, en una mesa de trabajo que tuvo lugar la tarde de ayer en el Ayuntamiento granjeño, con la presencia del procurador de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León, David Castaño, quien afirmó que “es esencial permitir a los vecinos de los municipios afectados que continúen ejerciendo un papel activo para preservar y mantener el Parque Nacional en las condiciones óptimas con las que cuenta en la actualidad”.

El procurador de la formación aseguró que “nuestros compañeros en La Granja y Valsaín han trabajado de manera eficaz junto a todos los colectivos implicados, entre ellos: ganaderos, ciclistas, senderistas, cazadores, pescadores… para sacar adelante un documento de alegaciones sensatas y coherentes” y ha remarcado que “las alegaciones tienen como objetivo principal continuar conservando los usos y costumbres tradicionales del Parque Nacional”.

Claros objetivos

Por su parte, el portavoz del grupo en el Real Sitio, Adrián Martín, se mostró “orgulloso del gran trabajo que ha elaborado nuestro equipo codo con codo con técnicos así como con distintos colectivos afectados por el PRUG”, además de sentirse satisfecho de “la mesa de trabajo que celebramos ayer jueves”.

Martín aseguró que “nuestras alegaciones se basan en unos claros objetivos, que pasan por continuar conservando los usos y costumbres tradicionales del Parque Nacional y fomentar el papel activo que han venido desarrollando durante décadas los vecinos” y añadió la importancia de “preservar los valores naturales y socioculturales del Parque de la sierra del Guadarrama y su entorno”.

Martín desveló haber presentado alegaciones sobre: “uniformidad de criterios en ambas vertientes del Parque Nacional, criterios sobre la gestión forestal del parque, conservación de la diversidad biológica, pesca deportiva, ciclismo, aprovechamientos ganaderos o protección del agua entre otras”.

Las alegaciones deben presentarse a la mayor brevedad posible, ya que el 1 de marzo finaliza el plazo para hacerlo.