Encuentro de catequistas de la Diócesis en la eucaristía presidida por el obispo.
Encuentro de catequistas de la Diócesis en la eucaristía presidida por el obispo./c. núñez
Publicidad

La capital y otras localidades de la provincia han sido las elegidas para este tipo de reuniones en otras ocasiones, pero esta vez ha sido Cuéllar el punto para el encuentro diocesano de catequistas. Las anfitrionas, en su mayoría mujeres, recibieron a catequistas de toda la provincia dispuestos a pasar una jornada de convivencia y de aprendizaje siguiendo los pasos de la programación pastoral. Fuentepelayo, Villacastín y otros municipios fueron los lugares de origen de catequistas de todas las edades, también jóvenes comprometidos con la Fe.

El inicio de la jornada tuvo lugar en la iglesia de San Miguel, donde los rezos dieron la bienvenida a todos los participantes. La primera parte del día se dedicó a trabajar ‘El nuevo proyecto de acción católica centrado en las cuatro dimensiones: espiritualidad, misión, formación y organización’. La presentación corrió a cargo de Eva Fernández Mateo, presidenta de Acción Católica, y de Inmaculada López González, responsable del área de infancia. Este encuentro no se aborda solo de manera teórica, sino también práctica, así que el trabajo en grupo y la exposición final sirvió para concluir la mañana.

Una comida compartida en el centro parroquial fue el punto de inflexión. Todos pudieron intercambiar experiencias y reponer fuerzas antes de la segunda parte de dicho encuentro. Las catequistas realizaron una visita por Cuéllar que concluyó con una eucaristía de nuevo en el templo de San Miguel, presidida por el obispo de la Diócesis, César Franco.
Todos pudieron compartir momentos de reflexión sobre la importancia de la iniciación cristiana en los niños, unificar criterios y dinámicas para trabajar en los grupos de catequesis de sus localidades. Las monitoras, que suelen acudir a estos encuentros, agradecen estos días de formación para sentar las bases de los valores y conocimientos que transmiten a los niños desde edades muy tempranas. Fernando Mateo, párroco de la localidad, no faltó a este cita de paso por Cuéllar, parada fructífera en este recorrido de catequistas por todo el arciprestazgo.