concurso tapas san miguel
Publicidad

Pasada la festividad de San Miguel quedaba conocer quiénes eran los vecedores del Concurso de Tapas de San Miguel, el evento que logra reunir a los vecinos apra degustar los pinchos de los locales participantes. De los 15 restaurantes y bares participantes, tres han sido los más destacados por el jurado profesional y el popular. Diez días antes de la festividad, se dieron a probar los pinchos en el acto de cata y valoración del jurado profesional, que ha coincidido totalmente con la valoración popular.

La concejala Nuria Fernández y el alcalde estuvieron en este acto en el que anunciaron que, resultado del juicio del jurado popular y de las 1.500 votaciones populares, los tres mejores pinchos serían los del Bar Naipe, Bar Las Bolas y Restaurante Carchena. Jaime Pérez, Diputado de Promoción Económica de Segovia, entregó uno de los galardones, y también se encontraron en el acto varios representantes de la empresa patrocinadora, Mahou. El Bar Naipe recogió el tercer premio, por su ‘Chupa Chups de San Miguel’. En segundo lugar fue premiado ‘Crujiente de Septiembre’, del Bar Las Bolas. Por último y en primer lugar, el establecimiento más reciente en la villa, Carchena Restaurante, que triunfó con su ‘Croqueta de pollo campero’.

Todos recibieron sus diplomas acreditativos que seguro expondrán en sus establecimientos, y recibieron además un lote de productos de la marca de calidad Alimentos de Segovia, siempre presente en este certamen que ha alcanzado este año la XIX edición. Al acto de entrega de premios acudieron los propietarios de otros establecimientos participantes y las ganadores -o alguien en su nombre- de las cenas sorteadas por Mahou dentro del concurso y sus 1.500 participantes. Los ganadores han sido Carlos Ramos, de Cuéllar, Santos Acebes y María Teresa Senovilla.

tapa ganadora El creador y chef de Carchena Restaurante, Daniel Robles, explicó cómo es la elaboración de la ‘croqueta de pollo campero’, una creación que ya tenían en carta y por la que apostaron al ver su buena aceptación entre la clientela. Pollo asado, desmenuzado, con bechamel 2de siempre”, mezclado y cubierto con panco, un pan rallado más grueso, se unían a una salsa y una tierra de frutos secos, lima y gengibre. Así de sencilla, aparentemente, es la receta ganadora, peor hay un arduo proceso de elaboración detrás. Este es su primer año con el establecimiento abierto y Daniel explica que cree que a la gente “le ha gustado la comida desde el primer día que abrimos, y la croqueta era algo que gustaba, así que fuimos a lo seguro y ha funcionado”.

Durante todo el fin de semana han servido más de 2.200-2.500 tapas. “Agradecemos el apoyo a la villa de Cuéllar y a todas las personas que han probado nuestra tapa”, comentó el padre del chef y dueño del restaurante, Norbey Robles. La tapa está en carta desde antes, junto a otras croquetas, así que todos los que no pudieron probar, tienen la oportunidad en cualquier momento.

La familia que regenta el local es colombiana, han empezado este año en la hostelería y aseguran que el pueblo está respondiendo muy bien a lo que ofertan; “el agradecimiento también es para ellos”, destaca Norbey. En Carchen se puede encontrar comida de origen colombiano pero también castellano, sin llegar a ser fusión, pero una mezcla que está dando muy buen resultado. su idea es seguir participando en este certamen y en todas las iniciativas que proponga el Ayuntamiento de Cuéllar, “porque así debe ser”, según explicó Norbey. De momento, satisfechos y contentos ya cuentan con su primer galardón cuellarano.