María Llorente, en una imagen reciente. / E.A.
María Llorente, en una imagen reciente. / E.A.
Publicidad

La residencia municipal “Virgen del Bustar” de Carbonero el Mayor, del grupo CLECE, celebrará en la jornada de hoy, 3 de mayo, un emotivo homenaje a la residente María Llorente Torrego, con motivo de su 100 cumpleaños. El acto principal consistirá en una misa oficiada por el sacerdote del pueblo, Alberto, seguido de un brindis acompañada de su familia, usuarios y trabajadores del centro, donde se la obsequiará con un recuerdo de este día tan especial.

“De los Palomos”, como dicen en su pueblo, Carbonero el Mayor… hija de Matilde y Amós (dedicados a la agricultura), María fue la mayor de seis hermanos —Rafael, Victoria, Carmen, Ricardo y Leo—; y desde muy pequeña, junto a su madre, colaboró en el cuidado de sus hermanos al perder a su padre cuando ella era aún muy joven. Esto la obligó a abandonar muy pronto la escuela para empezar a trabajar en las tierras de su padre, ayudar en casa o hacer cualquier menester para sacar adelante a su familia, aunque siempre sacaba ratos para cantar o hacer teatro, dos de sus pasiones.

A los 17 años contrajo matrimonio con Eduardo “Tajuelas”, 12 años mayor que ella, con quien inició un nuevo camino marcado por su dedicación a diversas actividades como el ganado, las tierras, el transporte o las jornadas en la antigua Fábrica de Harinas del municipio, así como a sus innumerables viajes del hogar del pensionista a Granada o La Toja que compartían siempre juntos.

Fruto de su amor nacieron sus cuatro hijos — Sinclética, Tomás, Paco y Amós—, de los que llegaron sus nietos: Ángel, Ignacio y Yolanda, Mª Carmen, Raúl, César y Javi, Eduardo y Esther. Que a su vez la han dado un gran número de bisnietos, Ángel a Miguel Ángel y Carlos, Ignacio a Luis, Víctor y Ángela, Mª Carmen a Aurora y Adrián y Arturo, Raúl a Elena y Ricardo, Javi a Leonor y Jorge, Eduardo a Darío, Marcos y Leire, y finalmente Esther a sus dos hijos Alejandro y Beatriz.