incendio-veganzones
El incendio de Veganzones se declaró en paralelo a la carretera. / E. A.
Publicidad

Un camión de transporte de ganado fue el causante del mayor fuego ocurrido este pasado verano en la provincia. Fue el 23 de julio en el término de Veganzones, donde ardieron seis hectáreas de trigo y girasol sin cosechar, y además afectó a una nave ganadera que quedó calcinada. En su interior de se encontraban 337 cerdos de unos 100 kilos de peso cada uno que perecieron. Estos daños supusieron cuantiosas pérdidas económicas para los dueños.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de Segovia, inició una investigación para esclarecer las causas que originaron el fuego. Fruto de ello se ha determinado que el desprendimiento de fragmentos incandescentes procedentes del camión a su paso por la carretera habría sufrido una avería. La vegetación de la cuneta, que en esos días se encontraba muy seca, ardió en varios puntos a consecuencia del contacto de los fragmentos metálicos de algún rodamiento. En uno de los puntos, el fuego se extendió al cereal sembrado y se propagó a la instalación de ganado porcino. También ese día se originó otro pequeño fuego en la zona de El Empalme, en el término de Cabezuela, también en la CL-603.

Las investigaciones peritieron localizar a un camión dedicado al transporte de ganado, que había transitado la tarde del suceso por la carretera junto a la que se iniciaron los fuegos con una de sus ruedas averiadas, por lo que pudo ir soltando piezas metálicas candentes que afectaron a la vegetación a lo largo de la cuneta, propagándose el fuego. De todo ello se instruyeron las diligencias judiciales. pertinentes.

Desde el Seprona de Segovia se recuerda que se mantiene el peligro alto de incendios, por lo que se deben extremar las precauciones. Cualquier descuido o contingencia puede ocasionar un incendio de imprevisibles consecuencias debido a la extrema sequedad en que se encuentra la vegetación, tal y como ha ocurrido en el presente suceso.