Estado en el que ha quedado la campana./ el adelantado
Estado en el que ha quedado la campana./ el adelantado
Publicidad

Una de las campanas de la iglesia de Santa María la Mayor se precipitó el pasado jueves a la calle desde el campanario, durante los trabajos de restauración que se desarrollan en el templo. La caída no registró daños personales, aunque sí materiales, afectando al coche del párroco.

Los hechos se produjeron a las 13.30 horas, cuando una de las cuatro campanas que forman parte del campanario de la iglesia mayor de Ayllón cayó a la calle El Parral, causando daños en la fachada sur del templo y en la acera donde impactó. También se vio afectado el vehículo del párroco, que se encontraba en ese momento cerca del lugar donde se precipitó la campana. En el campanario trabajaban dos operarios de Seges S.L., la empresa restauradora, que en ese momento analizaban la necesidad de restauración del yugo de la campana caída.

Según la versión de los trabajadores, realizaban un corte en la madera del yugo para extraer una muestra, precipitándose, debido al mal estado en el que se encontraba, sin provocar daños personales.

Representantes del Obispado de Segovia y el alcalde de Ayllón, César Buquerín, se reunirán la semana que viene para analizar el incremento del coste que supondrá reemplazar la campana y arreglar los desperfectos ocasionados en el edificio, la calzada y el vehículo.