Vista de la Sierra de Guadarrama desde la provincia de Segovia. / Nuria García Castán
Publicidad

La Sierra de Guadarrama cuenta ya con el primer proveedor de fibra aérea, ‘Bluetell Wireless’, que permite conectar a internet con máximo ancho de banda a miles de personas, particulares y empresas que no tienen acceso a la fibra terrestre ni lo tendrán a medio y corto plazo, así como a los muchos usuarios de fin de semana y/o vacaciones que buscan un servicio potente pero asequible durante esos días en sus segundas viviendas.

El nuevo operador inalámbrico de servicios de acceso a internet (WISP) ha efectuado el despliegue en la zona de Cercedilla, Los Molinos y Puerto de Navacerrada, y lo está extendiendo a todas las poblaciones situadas a un lado y otro de la Sierra de Guadarrama.

‘Bluetell Wireless’ llega al mercado con unas tarifas muy competitivas -desde 14,90 euros al mes para 30 Megas de subida y bajada con tarifa plana- y planes específicos para familias, empresas y profesionales. Destacan en la oferta los planes para verano (14,90 euros/mes) y de fin de semana (9,90 euros/mes).

La mejor opción a la fibra terrestre

Esta tecnología se utiliza desde hace ya más de diez años. Actualmente los más de 300 operadores WISP ofrecen acceso a internet a más de 400.000 usuarios en España y son la mejor alternativa al cable en las zonas donde no existe fibra óptica, o donde la empresa y el usuario buscan alternativas más económicas para sus bolsillos, ofreciendo anchos de banda que superan ya los 100 Mb.