Los promotores del proyecto, junto a las autoridades provinciales. / el adelantado
Los promotores del proyecto, junto a las autoridades provinciales. / el adelantado
Publicidad

Medio centenar de puestos de trabajo, instalaciones que ocupan tres hectáreas y previsión de aumentarlas, para lo que ya ha adquirido otras once. Producto sostenible, clientes solventes y mercado exterior. Esta es la tarjeta de presentación de la firma Bio Ammo Technologies, empresa que se está instalando en Santa la Real de Nieva, que investiga y utiliza materiales plásticos biodegradables para la fabricación de productos como munición para prácticas de cuerpos de seguridad o elementos sanitarios. Responsables de la empresa dieron ayer a conocer más detalles de su actividad en un acto celebrado en el salón de Cortes del claustro del Monasterio de Santa María, que contó con la asistencia del presidente de la Diputación, Francisco Vázquez; del alcalde de Santa María la Real de Nieva, Jaime Pérez; el secretario de la Delegación Territorial de la Junta, César Gómez; el director de Bio Ammo, Enrique López-Pozas Lanuza; el presidente de la Cámara de Comercio de Segovia, Pedro Palomo; y el secretario general de la Federación Empresarial Segoviana, José Luis De Vicente.

El alcalde de Santa María destacó las consecuencias positivas de una actividad como esta en toda la zona, que generará sinergias para para posibilitar la instalación de otras factorías. “Tener aquí una empresa de estas características, de ámbito internacional, posiciona a Santa María La Real de Nieva y a toda su comarca como punto de referencia industrial”. Las expectativas que ha generado esta empresa son muy grandes en toda la comarca. De hecho, el alcalde comentó que el Ayuntamiento ha recibido alrededor de 2.000 currículums de personas interesadas en trabajar en Santa María.

El promotor de la empresa, cuyo padre es segoviano, explicó cómo nació el proyecto allá por el año 2008 cuando “con mi esposa pensamos en productos biodegradables” y “un amigo me presentó a Jesús, un vecino de Santa María la Real de Nieva” que le dirigió a esta provincia. Enrique López-Pozas agradeció el apoyo que ha encontrado de los diferentes dirigentes provinciales: el delegado territorial, el presidente de la Diputación y el alcalde de Santa María la Real de Nieva; así como de Sodical, Bankia, de diferentes inversiones y tanto de representantes de la Academia de Artillería de Segovia como de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia.

López-Pozas explicó que las perspectivas de futuro son “muy buenas”, ya que las negociaciones con grandes multinacionales del sector están muy avanzadas. Su intención es empezar a producir lo antes posible, con tres turnos de trabajo, y con la previsión de ampliar la factoría en próximos años. Bio Ammo quiere revertir en la comarca el apoyo que ha encontrado en las instituciones, por ello uno de sus retos es levantar la comarca, fijar población y crear empleo. En este sentido, el presidente de la Diputación se refirió a la instalación de la empresa en la provincia como de “gran noticia”. “La apertura de una nueva actividad empresarial siempre es algo grato. Pero si se trata de una de estas características lo es aún más por las repercusiones socio económicas que va a conllevar”, afirmó Francisco Vázquez. El presidente aseguró que en proyectos como éste las administraciones “lo que tienen que hacer es no poner trabas” y se mostró satisfecho con la llegada de esta empresa a una comarca como la Campiña, necesitada de empleo.

Bio Ammo Technologies es una empresa que va a producir munición biodegradable, con el fin de erradicar la contaminación que produce en la naturaleza la caza y el tiro deportivo. La empresa producirá munición con tres patentes: para airsoft (bolitas de plástico) completamente biodegradable, semimetálica (cartuchos para escopeta) con vaina y taco biodegradables, y metálica con vaina biodegradable, que se utiliza fundamentalmente para entrenamiento.

Además de cartuchos de caza y munición para entrenamiento, cuyos clientes principales son fuerzas y cuerpos de seguridad, tiene registradas otras patentes a nivel mundial de productos para sanidad y construcción.

En estos momentos la empresa construye sus instalaciones en la localidad de Santa María con una inversión de siete millones de euros, con la previsión de establecer en una de las naves una centro tecnológico.