Beatriz Corredor en su intervención en el mitin de la Biblioteca Municipal de Cuéllar. / c.n.
Publicidad

Apenas quedan dos días de campaña y desde el PSOE se ha recibido otra visita importante, la de la ex-ministra de Vivienda de España (2008-2010), Beatriz Corredor. Carlos Fraile, candidato local a la Alcaldía, volvió a ejercer de anfitrión en su localidad, donde Corredor pudo visitar el Castillo y las murallas antes de su acto en la Biblioteca Municipal. Fraile aprovechó la ocasión para pedir “movilización” para este domingo en Cuéllar, “que nadie se quede en casa, que todos acudan con un voto de ilusión y cambio”. Adelantó que van a ampliar el programa de gobierno con medidas para que el auditorio sea una realidad, más un plan de turismo con un diagnóstico de las necesidades actuales de Cuéllar y su enfoque.
Corredor llegó a Cuéllar desde Carbonero El Mayor y Sanchonuño, donde se le trasladaron las necesidades más urgentes. Habló de estas dos localidades como ejemplo de que el sector primario, la agricultura y ganadería, “tienen un enorme recorrido si se apuesta por fortalecer a las instituciones locales”. “Es imprescindible fortalecer el campo, porque del campo comemos todos, es básico para sostenibilidad del medio ambiente, para dar opciones a los jóvenes, que se pueden especializar, y para una provincia que puede estar tan bien comunicada, hay que mejorar las vías, reforzar transportes”.
La exministra aseveró que cree que esta es una provincia que va a “ganar mucho con Luis Tudanca, con José Luis Aceves como diputado, y los candidatos locales”. Tras su visita a las murallas explicó cómo se realizó durante su mandato como ministra y los planes de rehabilitación del patrimonio y gracias al que “se han conseguido devolver muchos elementos y devolver la vida al pueblo, porque suponen la memoria emocional y sentimental de los vecinos, que han visto a lo largo de años cómo se iba deteriorando,y ahora recuperan la vida”. “Es importante pensar que el domingo nos jugamos mucho, que de ello depende la economía, el futuro de los jóvenes y los mayores”, comentó.
Otro de los temas que Corredor abordó fue el del transporte escolar, que debe mejorar en seguridad dado que son muchos los kilómetros que recorren niños de todas las edades hasta llegar a su centro escolar. Igualmente, tuvo palabras para la política agraria y ganadera, y se refirió a la procedencia normativa: Europa. “Por tanto, a quién votemos en Europa también es determinante para el futuro de las localidades”, señaló. Aseguró que las visitan le habían enseñado mucho; “me llevo muchos deberes para el Congreso de los Diputados, junto con José Luis”, indicó.

De esta manera respaldó la labor de los alcaldes “que son la esencia de la vida política”. Recordó su etapa como concejal en Madrid en épocas anteriores y alabó a los alcaldes de localidades más pequeñas, “que sois los que conoceís a los vecinos, los veis cara a cara, conocéis sus nombres, os dicen, os recriminan y os exigen; es una terapia de humildad básica para cualquiera que quiera dedicarse a la política”. Afirmó que los admira, “es muy gratificante pero muy sacrificado, y creo que están transmitiendo muy bien el mensaje de que importa a quién voten y que no es lo mismo votar al PSOE para tener todas estas medidas que seguir con la desidia del Partido Popular de estos años en la provincia de Segovia”.

El acto en sí lo abrió Maite Sánchez, número tres en la lista de candidatos socialistas de Cuéllar. Maite habló de “abrir las ventanas”, de ilusión y de juventud en el nuevo equipo que llegue al Gobierno de Cuéllar, que debe “amar a su pueblo como lo hacemos nosotros”. Con un mensaje claro y directo para todos los presentes, entre ellos alcaldes y más candidatos, Sánchez dio paso a Corredor y después Fraile tomó la palabra.

RESPUESTA A las recientes acusaciones de deuda pública realizadas por el PP de Segovia sobre Carlos Fraile, el candidato asegura estar al corriente de todos los pagos con el Ayuntamiento de la villa y a la espera de un certificado que lo corrobore. Califica esta estrategia de “nerviosismo”, “una bajeza enorme”, y su intención es “no rebajarse a estos actos”. “No debo ni un céntimo al Ayuntamiento”, explica el candidato, que pretende afrontar el resto de la campaña con entereza y con las ganas que hasta ahora, contando con que “los vecinos ya lo tienen claro”.