1.caballistas WEB
Caballistas participantes en otras ediciones de los encierros de Cuéllar./ chantal núñez
Publicidad

El concejal de Festejos emitía un comunicado esta semana para dar a conocer el plazo de inscripción de los que quieran participar como caballistas en el encierro de Cuéllar. Se abre el lunes 30 de julio y se cierra el 14 de agosto, tiempo suficiente para que todos aquellos aficionados que quieran ser parte del encierro, realicen los trámites oportunos.
La presentación de las solicitudes se podrá realizar en el registro municipal en horario de atención al público, o por medio de la sede electrónica, a la que se accede en la página web (www.cuellar.sedelectronica.es). También se habilita el portal del Ayuntamiento de Cuéllar en aytocuellar.es. La solicitud y la declaración responsable pueden descargarse desde el tablón de anuncios de la plataforma sede electrónica, y los documentos que se deben presentar son: solicitud, declaración responsable, recibo del pago del seguro de Responsabilidad Civil en vigor, copia del DNI.

Las solicitudes se resolverán siguiendo el orden de registro de entrada en el Ayuntamiento, y las presentadas por correo electrónico o fuera del plazo establecido no serán admitidas. Los caballistas, en ocasiones anteriores, han superado la cifra de 300, y se espera que este año se mantenga. Como ya es sabido por todos los vecinos e interesados en el encierro cuellarano, los caballistas solo podrán participar en el encierro en la zona autorizada, la conocida como la Cañada de la Reina. Para la salida de los corrales y espacios inmediatamente contiguos, solo habrá veinte caballistas autorizados, perfectamente identificados con su atuendo, y que serán los encargados de conducir la manada junto a los directores de campo. Esta medida, que lleva aproximadamente tres años en vigor, ha facilitado la conducción y traslado del ganado por el campo, a pesar de las críticas recibidas. Luis Senovilla, edil de Festejos, siempre ha defendido que hay que regular el número de participantes y velar por el buen desarrollo del encierro, como así se espera para el periplo de 2018.