Publicidad

Los campos de cereal de la localidad de Espirdo se convirtieron el pasado fin de semana en una gran galería de arte, donde las pacas de paja fueron utilizadas como lienzos. En ellos los artistas del graffiti homenajearon a Van Gogh, y otros dieron rienda suelta a su imaginación para hacer del cereal el soporte para grandes obras de arte de muy distintos tipos. La muestra, de carácter efímero, podrá disfrutarse durante algunos días.