Arte y alimentación en Cantalejo

La Feria Vilorio Sierte reunió en la ciudad briquera a más de 40 expositores artesanos y numerosas actividades de diversión

274
48-2-Feria-Vilorio-Sierte
Público a la entrada de la Feria de Cantalejo.
Publicidad

El recinto de Las Adoberas y las calles adyacentes acogieron el pasado fin de semana la Feria Vilorio Sierte, dedicada a la artesanía y la alimentación, en la que se dieron cita unos 40 artesanos, que atrajeron a numerosos visitantes.

La convocatoria contó además con actividades paralelas, como una cata de productos lácteos, exhibiciones artesanas en vivo, actuaciones musicales o jornadas educativas y de entretenimimento para los niños.

Los 40 puestos que se instalaron en el pabellón y en el exterior ofrecieron todo tipo de productos, desde alimentos naturales de calidad, a conservas; pero también objetos de decoración o textiles. Los vendedores agradecieron el trabajo de los empleados municipales por facilitarles la instalación de los puestos. El Ayuntamiento había convocado un concurso para premiar al puesto mejor decorado, galardón que recayó en uno dedicado a la venta de miel. Además, durante la jornada del sábado tres artistas urbanos locales dieron una nueva imagen a la fachada del Centro Cultural José Rodao, que luce ahora colores más vivos.

La inauguración de la Feria contó con la actuación directa de antiguos empedradores, escopleadores, y miniaturistas del trillo que mostraron las distintas fases de la construcción de un trillo.

Los talleres se completaron con intervenciones como la del joven Diego Rodríguez Blanco, realizando vidrio soplado, para lo que contó con la colaboración de los propios vecinos.

Las asociaciones de la localidad también se sumaron a la Feria. Así, Cruz Roja Cantalejo estuvo presente realizando talleres, como el de educación vial para los pequeños, o actividades de primeros auxilios. También estuvo presente la Asociación de Alzheimer o Otras Demencias, ofreciendo información de las actividades que realiza este colectivo.

La música la protagonizaron varios grupos. Por un lado Batucanta, que intervino en la inauguración, junto con ‘Melón con Jamón’. Y el broche final lo puso el grupo salmantino Mayalde, con un concierto en la Plaza Mayor el sábado por la noche y que consiguió un lleno absoluto.

De la mano de una quesería artesanal de Sacramenia se ofreció una cata de queso y yogures, que también superó las plazas inicialmente previstas.

La calle Pozo de la Carrera volvió a convertirse en un gran escaparate de vehículos nuevos y de segunda mano, organizado por talleres Gsancho.

La jornada del sábado también fue aprovechada para presentar la feria taurina de Cantalejo del próximo mes de agosto, con una tertulia que congregó a numerosos aficionados al mundo del toro.